Alcalde Víctor Vidal sigue atendido en Cali tras complicaciones por Covid-19

El alcalde de Buenaventura, Víctor Hugo Vidal, continúa en un centro médico de alta complejidad de Cali por complicaciones respiratorias derivadas del Covid-19.

El médico Internista del Hospital Luís Ablanque de la Plata, Jesús Quiñones, dijo que el mandatario tiene una neumonía viral, por lo que el alcalde requiere suministro constante de oxígeno. En las últimas horas se aseguró que la salud del alcalde es estable, pero requiere permanecer en observación.

Debido a la incapacidad del alcalde Víctor Hugo Vidal, que se extendería hasta finales de diciembre, el jefe de la Oficina Jurídica de la Alcaldía Distrital, Mauricio Aguirre Obando, fue designado como alcalde encargado de Buenaventura.

“Agradezco la confianza entregada por el Alcalde en un momento bastante coyuntural en la historia de Buenaventura y de la humanidad por la pandemia; a él desearle una pronta recuperación, sabemos de su capacidad, de su fuerza, de su entereza, estamos convencidos que Dios le ayudará a salir de adelante y quedará como una anécdota más de las tantas que tiene para compartirnos a los bonaverenses”, expresó Aguirre.

El alcalde encargado es especialista en Derecho Administrativo de la Universidad Libre, seccional Cali, con altos estudios en Gerencia Política, Gestión Pública y Gobernabilidad de la Universidad del Rosario en asocio con la George Washington University, candidato a Máster en Gobierno de la Universidad Icesi.

Ha sido abogado de la Oficina de Control Interno Disciplinario de la Alcaldía Distrital de Buenaventura, Personero Delegado para los DD.HH, Personero Distrital Encargado, Consultor del Instituto Interamericano de Derechos Humanos, Gerente del Centro Regional de Atención a Víctimas en Buenaventura, Asesor Jurídico del Servicio Jesuita para los Refugiados, consultor externo de Management Sciences for Development Consulting SAS (MSD) y Asesor de la Procuraduría General de la Nación – Delegada para el Seguimiento al Acuerdo de Paz.

“De todos depende que los casos de covid sigan bajando en Buenaventura”: secretaria de salud distrital

Francy Esther Candelo Murillo, la Secretaria de Salud Distrital, explica por qué Buenaventura pasó de ser el primer municipio del Valle con más pacientes positivos del nuevo coronavirus, a un modelo nacional en el manejo de la pandemia. El 90% de lo pacientes se recuperaron. Entrevista exclusiva.

Por Jesús Agualimpia – Director de Pacífico Siglo XXI

Francy Eshter Cándelo Murillo, la Secretaria de Salud de Buenaventura, nació en el Distrito el 6 de octubre de 1981, en una familia donde la academia y la educación han sido la prioridad. Francy es hija de la ingeniera industrial Delcia Murillo y del ingeniero electrónico Jesús Antonio Cándelo.

“Mi madre es de Condoto, Chocó, mi padre es de Buenaventura. Por circunstancias de la vida quien me crio fue mi abuela,  Francisca Palomeque, conocida como la maestra ‘Pacha’, y tal vez  a todo ese legado se deban mis resultados académicos. Yo nací y crecí en el barrio Kennedy, estudié en el Liceo Femenino del Pacífico, donde me gradué con honores, fui la mejor  Icfes de 1998, y estudié en la Universidad de Caldas, una entidad pública, con una beca de comunidades negras. Soy médica egresada de esta institución”, cuenta Francy.

Una vez terminó sus estudios, regresó a Buenaventura para ejercer la medicina en Comfamar. Francy hacía parte del equipo de galenos del área de urgencias.  También ingresó al Hospital Departamental de Buenaventura, en la unidad renal, y en el Luis Ablanque de la Plata en el puesto de salud La Playita.

“Trabajé por mucho tiempo en el área de urgencias, posteriormente ingresé a Comfandi, donde fui incursionando en la parte administrativa. Realicé mi especialización en auditoría médica y también hice una especialización en salud pública y epidemiologia”, continúa Francy, cuyos conocimientos los pone ahora a disposición de uno de los retos más importantes de la ciudad en toda su historia: enfrentar el nuevo coronavirus como Secretaria de Salud en la alcaldía de Víctor Hugo Vidal. ¿Cómo ha logrado el éxito en el manejo de la pandemia?  Fue lo que intentamos averiguar en esta entrevista exclusiva con Pacífico Siglo XXI.

¿Cómo encontró a la Secretaría de Salud al asumir el cargo?

En varios aspectos se requería mayor organización. Cuando llegamos encontramos parte de la estructura de la Secretaría de Salud en  malas condiciones de higiene, sin servicios sanitarios.

Además, la información que nos suministraron durante el empalme no fue la mejor, había muchos vacíos. Cuando fuimos a mirar los archivos de gestión documental de la Secretaría encontramos unos documentos en una terraza, todos en bolsas negras, la organización de la ‘memoria’ de la Secretaría no era la mejor. De esa manera no se pudo dar una respuesta a unos requerimientos del Ministerio de Salud.  Era complicada la situación.

¿Qué gestión se hizo en este contexto?

Empezamos a organizar todos los trámites administrativos para acondicionar las instalaciones de la Secretaría de Salud, porque en la medida en que ordenamos la casa, se da una mejor respuesta. Otra gestión fue el personal. Encontramos una Secretaría de Salud sin personal.  En este momento el despacho funciona con 180 funcionarios para cumplir con sus procesos misionales en salud pública, prestación de servicios, participación social, emergencias y desastres y la parte administrativa. Nuestro objetivo es la excelencia en la atención para la satisfacción del usuario. Esa es la apuesta.

¿Cómo se distribuyen estos funcionarios?

De los 180 funcionarios con los que contamos, 26 son entre técnicos y los profesionales que están nombrados o en carrera administrativa en provisionalidad. Los otros 150 son contratistas. Más del 80% de los trabajadores son contratistas, por eso uno de nuestros objetivos  es la reestructuración administrativa y operativa de la Secretaría. Estamos en una edificación que no es propia, pagando un arriendo, venimos de una edificación que no era la mejor, entonces estamos trabajando para tener sede propia, tenemos un plan para ubicar la sede donde funcionan las instalaciones de malaria, porque ese es un terreno del Distrito. Ahí podemos estructurar la Secretaría de Salud como debe ser. La apuesta  es grande: reformar tanto administrativamente, como en la parte de infraestructura, el despacho.

Otro reto fue la pandemia de coronavirus. ¿Qué se hizo para enfrentar al covid?

Una vez declarada la pandemia por parte de la OMS el 30 de enero, se declaró la emergencia en salud pública. Nosotros hicimos un plan de acción, un plan de contingencia en el cual dividimos tres etapas.

La primera etapa la llamamos ‘preparación’. Consistía en capacitar a toda la población sobre qué era el nuevo coronavirus, cómo se transmitía. Aún no teníamos el primer contagio en Colombia, pero desde la Secretaría nos adelantamos al escenario más probable, que era la llegada del virus al país.

Salimos a las calles a decirle a la gente cómo debía cuidarse:  lavarse las manos, usar tapaboca, mantener una distancia de dos metros con el otro. La segunda etapa fue la de ‘atención’ o ‘contención’.  Sucedió en marzo, cuando entró el virus al país. En esta etapa fortalecimos los servicios de salud. La Administración Distrital proveyó unos recursos para el fortalecimiento de la infraestructura y fue cuando se crearon  las ‘salas covid’ en la ESE y se fortaleció el hospital San Agustín en la zona rural para la atención de la población.

También salimos a hacer pruebas, controles en los puntos de entrada de la ciudad como Loboguerrero, Cisneros, la Sociedad Portuaria, el aeropuerto. La tercera etapa, por último, es la de ‘mitigación’. Comenzó cuando tuvimos el primer caso de Covid–19  en el Distrito, el 4 de abril.  Fue un estudiante. Seguimos, de la mano del Alcalde Vidal y todo el personal de salud, trabajando para mitigar el impacto del virus en el Distrito.

¿Qué dificultades enfrentaron?

Cuando empezamos a tomar las pruebas, teníamos un gran limitante: no las procesábamos aquí, las teníamos que mandar al Instituto Nacional de Salud, en Bogotá, lo que retrasaba el proceso.

Algunas pruebas iban mal rotuladas. Era un problema de todo el país. O las pruebas no llegaban, entonces muchas  no se podían procesar. Pero el balance global es positivo. Hemos hecho alrededor de 8000 pruebas.

¿Cómo es el seguimiento de los casos positivos por parte de la Secretaría de Salud?

Una vez se detecta el caso positivo, las EPS hacen el cerco epidemiológico. Nuestra responsabilidad es colectiva (hacer pruebas masivas), y de las EPS individual.

¿En Buenaventura tenemos rebrote?

No, en Buenaventura aún no, pero en otras partes del mundo y en algunas ciudades de Colombia volvieron a aumentar los casos positivos. Ese rebrote depende del comportamiento y cómo nosotros asumamos el contagio por Covid-19.

Esto tiene que enseñarnos que nuestra forma de vida y de relacionarnos tiene que cambiar. De todos los bonaverenses depende que los casos positivos no crezcan en la ciudad. Aunque hago un llamado al Gobierno Nacional y Departamental: en Buenaventura no tenemos agua potable  y esto  agudiza el problema del virus.

¿Cómo está la ciudad hoy frente al Covid-19 en términos estadísticos?

A partir de todas las estrategias que se tomaron desde la Administración Distrital se logró que el impacto del covid en la ciudad fuera menor.

En el distrito hemos reportado hasta este 7 de diciembre 2930 casos de covid-19, estamos hablando de un porcentaje de la población muy bajo con respecto a Colombia.

En el Valle del Cauca éramos el primer municipio con más casos por números de habitantes, hoy somos el tercero con población con más contagio. De esos 2930 casos que tenemos, 2678 se recuperaron, más del 90% de los casos. El porcentaje de pacientes que han requerido hospitalización ya sea en sala general o en UCI, ha sido menor del 10%.

¿Cuántas fueron las UCI que se instalaron en Buenaventura?

Cuando nosotros llegamos a esta administración, el Distrito tenía capacidad en UCI de solo 10 camas, que están en la clínica privada. Hoy tenemos 55 camas UCI en el Distrito de Buenaventura, de esas 55, 33 se asignaron para covid, 13 en el hospital y 20 en la clínica Santa Sofía, las otras 22 camas son para no covid, 10 en la clínica y 12 en la nueva sala  UCI del hospital Luis Ablanque de la Plata.

¿Cuánta gente ha muerto de covid?

Hoy tenemos 186 muertos por covid en Buenaventura. Algunos murieron en la ciudad, otros en Cali, Buga, Tuluá. Debemos seguir cuidándonos, insisto, sobre todo en las fiestas de diciembre. Se debe celebrar con responsabilidad.

¿A partir de ahora, qué sigue en el plan?

El proceso de la etapa de mitigación, seguir bajando los casos de contagio, ojalá llevarlos a cero, y a partir de ahí trabajar en las secuelas que nos dejaron esos casos, eso es lo que sigue en el marco de Covid -19. Para no sumar más casos estamos implementando una estrategia con el Ministerio de Salud, consiste en hacer muchas pruebas rápidas, que toda persona que tenga síntomas acuda a los servicios de salud y descarte si tiene o no covid para hacer el cerco epidemiológico.

Pasando a otros temas, ¿cuál es la mayor deficiencia en salud que tiene Buenaventura?

Entre las mayores deficiencias está la infraestructura en salud, porque a pesar de que hemos avanzado en capacidad instalada, solamente hemos intervenido 6 de los 23 puestos de salud que tenemos.

También hay una gran deficiencia en talento humano en salud. En Buenaventura tenemos 0.4 médicos por cada mil habitantes, no llegamos a un médico por mil habitantes, y eso debe cambiar pronto. Otra deficiencia que tenemos en salud es la parte cultural, no tenemos conciencia sobre la importancia de la prevención, del ejercicio, de la alimentación saludable, de los hábitos saludables.

Entre las principales enfermedades que padecemos, la primera es la hipertensión arterial, después la diabetes, las enfermedades transmitidas por vectores, la malaria y el dengue son prevalentes en nuestro territorio. Igualmente, la enfermedad diarreica aguda, y esto tiene mucho que ver con la potabilización del agua y las medidas de higiene.

En cuanto a la infección respiratoria aguda, tiene que ver mucho con nuestros cambios de clima. Esas son las principales enfermedades en Buenaventura, y por eso la prevención y los hábitos saludables son fundamentales para prevenirlas. Se debe generar esa conciencia del autocuidado. Y seguir las medidas de bioseguridad para reducir el riesgo de contagio por covid.

Para finalizar, ¿cuáles son las medidas para fin de año con respecto a la pandemia?

Evitar aglomeraciones, el cierre de sitios donde se acumule mucho personal y no cumplan la norma. Todo lo que haga mayor propagación del virus lo vamos a evitar. También vamos a continuar con el fortalecimiento de los servicios de salud y la cultura ciudadana, que la comunidad acuda a los servicios de salud si presenta cualquier síntoma, queremos llevar ese servicio de salud implementando un cronograma de estrategias de intervención en las comunas.

Se aplicará ‘pico y cédula’ para ingresar a la alcaldía de Buenaventura, tras casos de covid

Tras el aumento de los contagios de coronavirus en la Alcaldía Distrital de Buenaventura, las autoridades sanitarias decidieron implementar desde este lunes 7 de diciembre la medida de pico y cédula para ingresar al Centro Administrativo Distrital (CAD), siguiendo las recomendaciones dadas por el Ministerio de Salud.

De esta manera el acceso dependerá del último digito de la cédula, de la siguiente manera:

Lunes: 1 y 2

Martes: 3 y 4

Miércoles: 5 y 6

Jueves: 7 y 8

Viernes: 9 y 0

Además, todos los funcionarios y trabajadores están obligados a practicarse las pruebas rápidas de covid dispuestas por la Secretaría de Salud para conocer los casos positivos y tomar acciones oportunas con el personal.

Igualmente se recuerda que es obligatorio el uso del tapaboca, además del lavado constante de manos, lo que reduce el riesgo de contagiarse del nuevo coronavirus.

Reino Unido, el primer país que aprueba el uso de la vacuna contra el coronavirus

Resumen de agencias

La autoridad sanitaria británica (MHRA) aprobó este martes 2 de diciembre la autorización de uso para la vacuna contra el coronavirus desarrollada por las compañías farmacéuticas Pfizer y BioNTech, por lo que el Reino Unido es ahora  el primer país en el mundo que autoriza este tratamiento.

El MHRA aseguró que la vacuna, que ofrece una protección de hasta el 95% contra el Covid-19, es segura para su aplicación. Así las cosas, la próxima semana comenzará la aplicación a las personas más vulnerables a la enfermedad, es decir personas que superen los 60 años o que tengan comorbilidades. Igualmente, el personal de salud tendrá prioridad para recibir la vacuna.

Según informan los medios británicos, el Gobierno ha comprado 40 millones de dosis, con las que podrá vacunar a 20 millones de personas (el tratamiento de Pfizer se compone de dos dosis). Cerca de diez millones de dosis estarán disponibles para Reino Unido en un breve periodo.

“Es la protección de las vacunas lo que en última instancia nos permitirá retomar nuestras vidas y hacer que la economía vuelva a moverse”, ha resaltado el jefe del Gobierno británico, Boris Johnson, desde su cuenta de Twitter.

De otro lado, en Colombia el Senado aprobó el proyecto de Ley del congresista Fernando Araujo, que vuelve asunto de interés general la inmunización contra el coronavirus y cualquier pandemia futura. Con este proyecto, entonces, se garantiza que la vacuna será gratuita.  Se estima que las primeras dosis llegarán a Colombia en el primer trimestre de 2021.

El nuevo coronavirus no es una pandemia, sino una ‘sindemia’

Una sindemia es la suma de dos o más epidemias o brotes de enfermedades. El virus se une a otras enfermedades no transmisibles que agravan sus efectos.

El término ‘pandemia’ está  normalizado desde que el 11 de marzo la Organización Mundial de la Salud lo usara para referirse al brote de coronavirus que surgió en Wuhan, China,  y que ha afectado a todo el mundo durante este 2020, dejando más de 37 millones de contagios y alrededor de un millón de muertes. Sin embargo, algunos expertos consideran que esa palabra no se ajusta mucho a la realidad, y que más bien habría que hablar de una ‘sindemia’: la suma de dos o más epidemia o brotes de enfermedades. 

Richard Horton, editor jefe de la prestigiosa revista médica The Lancet, publicó hace unos días un artículo en el que explica por qué se debe usar este concepto, que fue acuñado en los 90 por el médico estadounidense Merrill Singer. 

Se habla de ‘sindemia’, cuando “dos o más enfermedades interactúan de forma tal que causan un daño mayor que la mera suma de estas dos enfermedades”. Así, Horton sostiene que el coronavirus es una sindemia porque el SARS-CoV-2 interactúa con enfermedades no transmisibles, como la diabetes, el cáncer o problemas cardiacos, entre otras, y además lo hace en un contexto social y ambiental caracterizado por la inequidad o desigualdad social.

El propio Merrill Singer, en declaraciones a la BBC, explica que en el caso de la COVID-19, “vemos un índice desproporcionado de resultados adversos en comunidades empobrecidas, de bajos ingresos y minorías étnicas”. Tiff-Annie Kenny, investigadora de la Universidad Laval, en Canadá, añade que enfermedades como la diabetes o la obesidad, factores de riesgo para el coronavirus, son más comunes en personas de bajos recursos. Además, Kenny explica que el Covid-19 no es comparable con otros virus: “Hay evidencia creciente de que la gripe y el resfriado común son contrasindémicos. Es decir: la situación no empeora. Si una persona está infectada con los dos virus, una de las enfermedades no se desarrolla”.

De esta forma, los expertos consideran que, si el coronavirus comienza a ser visto como una sindemia, es necesario cambiar la estrategia para frenarlo, siendo fundamental fijarse en las condiciones sociales que hacen que algunos grupos sean más vulnerables que otros. “Tenemos que abordar los factores estructurales que hacen que a los pobres les resulte más difícil acceder a la salud o a una dieta adecuada”, dice Merrill Singer.

Por su parte, Richard Horton va más allá: “No importa cuán efectivo sea un tratamiento o cuán protectora sea una vacuna, la búsqueda de una solución para el Covid-19 puramente biomédica fracasará. A menos que los gobiernos diseñen políticas y programas para revertir disparidades profundas, nuestras sociedades nunca estarán verdaderamente seguras frente al Covid – 19”.

As.com

“Nueva UCI, otro ejemplo del buen manejo del Distrito a la pandemia”

En los primeros seis meses de la actual pandemia Colombia ha logrado superar las 10 mil camas de unidades de cuidados intensivos para la atención de pacientes críticos, pero más allá de los números, están las historias de los territorios que ahora logran garantizar la atención integral en salud tanto de los pacientes Covid-19 como los de otras enfermedades.

Al respecto, Julio Gómez, director del Hospital Luis Ablanque de la Plata, en el distrito de Buenaventura, indicó que uno de los casos a destacar es el de esta ESE.

“Es un orgullo dar buenas noticias y decir que tenemos una atención en salud integral. Acabamos de recibir 12 camas más para un total de 25 UCI y así beneficiar a más de 500 mil personas de Buenaventura y buena parte del litoral pacífico”, dijo.

De esta manera, Buenaventura destaca el impacto que ha tenido la expansión hospitalaria en estos últimos meses tras recibir 13 ventiladores por parte del Ministerio de Salud y Protección Social, más 12 que fueron adquiridos con recursos de regalías. Con esto se convierte en la primera unidad perteneciente a la red pública para la atención en salud en esta parte del país.

“Son camas UCI de última tecnología que permiten ayudar al paciente, mitigar el virus y también consolidar las atenciones. Estamos satisfechos porque tenemos un espacio digno para la atención y el desarrollo profesional del personal médico y de enfermeras”, destacó Gómez.

Adicionalmente, el distrito tiene asignados y en trámite de entrega equipos biomédicos complementarios como son: 23 bombas de infusión, 23 monitores, 16 camas hospitalarias eléctricas, 2 camillas de transporte y recuperación del paciente, 1 desfibrilador y 1 equipo de rayos X portátil digital.

“Este es un ejemplo del trabajo coordinado entre el Gobierno Nacional y el territorio que al final beneficia a la gente y garantiza la atención del Covid-19 para aquellos que requieren de UCI”, concluyó el director.

Gran donatón por Buenaventura: $2000 millones recaudados

La donatón por Buenaventura en tiempos de coronavirus fue todo un éxito. Al cierre de esta edición se habían recaudado $2000 millones. Durante 24 horas, este viernes 24 de abril, tanto la comunidad, como empresarios y las autoridades locales y departamentales mostraron su generosidad donando cuantiosos recursos, que serán destinados a los habitantes más necesitados de la ciudad puerto debido al confinamiento por el COVID-19.

“Se reunieron aproximadamente $2000 millones. Es una cifra muy importante para todos porque detrás de eso hay toda una manifestación de confianza y solidaridad para atender a toda la población que lo requiere”, aseguró el Alcalde Víctor Hugo Vidal.

Entre las donaciones la fundación Puerto Aguadulce entregó camas nuevas de hospitalación. Además, la fundación Santo Domingo aportó una cifra de dinero muy representantiva. 

Las ayudas serán entregadas en los próximos días en las diferentes comunas.

Así se combate el Coronavirus en Buenaventura

Ante el incremento de casos positivos de Covid-19 en la ciudad, el director de la Oficina de Atención y Prevención de Desastres, Arbintong López Potes, anunció que se hará un proceso de limpieza y desinfección en toda la ciudad.

“Si vemos el mapa hay 15 casos y nueve son de la comuna 8, por eso vamos a iniciar en esta comuna un proceso de limpieza y desinfección, pero además de esto, queremos invitar a toda la comunidad a que hagamos una limpiatón de toda la ciudad, donde cada uno limpie su casa y su calle para desinfectar la ciudad”, expresó el funcionario.

Dijo el directivo López Potes, que junto a los Bomberos, la Sociedad de Acueducto y Alcantarillado de Buenaventura y la empresa de aseo Buenaventura Medio Ambiente, han realizado limpieza y desinfección de varios puntos de la ciudad que son de obligatorio tránsito de personas.

“No podemos quedarnos quietos, este virus va escalando y nosotros también debemos ir subiendo la capacidad de respuesta y ya iniciamos donde se presentan aglutinamientos y pasaremos a la comuna ocho, luego a realizar la limpiatón para desinfectar todo Buenaventura”, explicó.

Angélica Mayolo es la nueva Presidenta Ejecutiva de la Cámara de Comercio de Buenaventura

La abogada Angélica Mayolo fue designada como la nueva Presidenta Ejecutiva de la Cámara de Comercio. Angélica es Master en Derecho Internacional y especialista en Derecho Administrativo.

La nueva directiva se ha desempeñado como Judicante en el Consejo de Estado, Asesora de la Alta Consejería para la Gestión Pública y Privada de la Presidencia de la República, Asesora de la Alta Consejería para la Competitividad de la Presidencia de la República, Asesora de la Gerencia del Pacífico de la Presidencia de la República ‘Plan Todos Somos Pazcífico’, Jefe de Asuntos Internacionales del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

En su más reciente cargo, se desempeñó como Secretaria de Desarrollo Económico de Cali. Cuenta con conocimientos y experiencia en desarrollo económico, competitividad, sostenibilidad, cooperación internacional y proyectos de alto impacto en poblaciones vulnerables.

La nueva Presidenta Ejecutiva dará continuidad a las políticas trazadas por la Junta Directiva y trabajará por el fortalecimiento de la entidad cameral para acompañar a la comunidad empresarial de la ciudad en medio de la contingencia que se presenta a causa de la pandemia Covid-19; buscando una pronta reactivación económica que permita mejora la calidad de vida de los bonaverenses.

Angélica Mayolo liderará programas que permitan trabajar más de la mano con la comunidad, fortaleciendo las capacidades de los comerciantes y empresarios para que la ciudad alcance su máximo potencial.

50 muestras de Covid-19 en Buenaventura, a la espera de ser procesadas

Según un reciente balance entregado por la Secretaria de Salud Distrital, Francy Esther Candelo, hasta el momento en Buenaventura se han tomado 91 muestras del coronavirus, de las cuales 7 han resultado positivas, 34 negativas y se está a la espera de 50 muestras que fueron enviadas al Instituto Nacional de Salud (INS), en Bogotá. 

Un asunto que inquieta a las autoridades de salud es que a diferencia del resto del mundo, en el Distrito los pacientes que más han visto deteriorada su salud son jóvenes, y no adultos mayores. 

“De los casos confirmados, dos se encuentran en UCI en condiciones estables, tres están hospitalizados y requieren un monitoreo permanente y dos están siendo controlados desde la casa”, comentó la Secretaria de Salud. 

 La comuna 8 registra la mayoría de casos confirmados presentando cuatro positivos y 25 sospechosos, la comuna 10 cuenta con un positivo y 10 sospechosos; entre tanto, la comuna 7 presentan un caso confirmado y cinco sospechosos.

Las autoridades sanitarias hacen un llamado para que  la comunidad bonaverense tome conciencia sobre el riesgo que se corre al no tener en cuenta los cuidados preventivos y el cumplimiento del aislamiento social como medida de evitar la propagación.