Yuri Copete representará al Chocó en Miss Universe Colombia

Yuri Vanessa Copete Mosquera, oriunda de Quibdó, representará al Chocó en el Concurso Miss Universe Colombia. Yuri Vanessa tiene 28 años, mide 1,77 m, es comunicadora y modelo profesional, actualmentete labora para la Clínica Isis de Medellín.

Su nominación se conoció al anunciarse el tercer grupo de candidatas oficiales de ocho departamentos del país que buscarán ser la representante de Colombia en Miss Universo, junto a las candidatas de Antioquia, Providencia, Caldas, Amazonas, San Andrés, Vichada y Quindío.

El certamen de belleza Miss Universe Colombia se llevará a cabo en Barranquilla en el mes de noviembre.

Chocó 7 Días

Un chocoano, experto en descontaminar suelos afectados por la minería

El docente de la Universidad Tecnológica del Chocó, adscrito al programa de Biología, Manuel Haminton Salas Moreno, se graduó como Doctor en Toxicología Ambiental.

Dicho grado fue otorgado por la Universidad de Cartagena con la tesis meritoria titulada ‘Evaluación de la capacidad fitorremediadora y efectos sobre el proteóma en respuesta a estrés por Cd y Pb en especies de paspalum fasciculatum cultivada en suelos mineros del norte de Colombia’.

En palabras más sencillas, sin  duda se trata de un trabajo de investigación muy importante que va direccionado a mitigar el impacto de la minería en el departamento del Chocó y el mundo entero.

Las aplicaciones de plantas para remover metales pesados como mercurio, plomo y cadmio de suelos degradados por minería, es una técnica ecológica y económica que permitirá recuperar estos suelos que han perdido su fertilidad, con lo cual se pueden volver a cultivar para reactivar la producción en estas áreas, mejorar la seguridad alimentaria y evitar el ingreso de estos metales a la cadena trófica.

Este nuevo doctor se constituye en un apoyo para el Chocó en aras de maximizar la calidad de los procesos investigativos tendientes a mejorar la calidad de vida de los habitantes de la región.

Chocó 7 días

Abren licitación por $287 mil millones para pavimentaciones en vías de Chocó a Medellín y Pereira

Por Jorge Salgado – Chocó 7 Días

Se trata de un logro de los paros cívicos del departamento de 2016 y 2017. Quedaría completamente pavimentado el corredor Quibdó – Pereira.

Luchar sí sirve.  Se materializó otro logro de los paros cívicos del Chocó de 2016 y 2017 en relación con las pavimentaciones hacia Medellín y Pereira.

Invías inició este 9 de octubre un proceso licitatorio por $287 mil millones para adjudicar tres contratos, en lo que puede denominarse Fase 5 de las pavimentaciones del Chocó hacia Medellín y Pereira.

El primer contrato, llamado Módulo 1, por cuantía de $152 mil millones, busca pavimentar 16,8 km en la vía Quibdó-Pereira, en los sectores comprendidos entre Guarato-Santa Cecilia-Pueblo Rico-Apía-La Virginia. El plazo del contrato es de 18 meses.

Con la pavimentación de estos 16,8 kilómetros, que podrían entregarse a fines de 2022 o comienzos de 2023, quedaría totalmente pavimentado el corredor Quibdó-Pereira.

El segundo contrato, llamado Módulo 2, por valor de $123 mil millones, busca pavimentar 12,5 km en la vía Quibdó-Medellín, en los sectores comprendidos entre El Doce-Zabaletas, El Siete-La Mansa, La Mansa-Ciudad Bolívar. Con la pavimentación de estos 12,5 kilómetros, que podían entregarse a fines de 2022 o comienzos de 2023, solo quedarían faltando unos once kilómetros por pavimentar en el corredor Quibdó-Medellín. Este tramo quedaría para una contratación de Fase 6 y final.

El tercer contrato, llamado Módulo 3, por valor de $13.200 millones, busca pavimentar 4,68 km en la vía Ciudad Mutis-El Valle, en el municipio de Bahía Solano. En teoría, con estos trabajos a entregarse en 2022, quedaría pavimentada la vía Ciudad Mutis-El Valle, que tiene 18 kilómetros de extensión. Sin embargo, un ingeniero con experiencia en trabajos en la costa Pacífica chocoana afirmó que, por los costos de materiales en esa zona, $13.200 millones no son suficientes para pavimentar los 4,68 kilómetros en dicha vía.

Según el cronograma previsto por Invías, las ofertas técnicas se abrirán el 10 de noviembre y las económicas el 14 de diciembre. Los contratos serían adjudicados a fines de diciembre de este año.

Los documentos de este proceso licitatorio se pueden encontrar en el sistema de compras públicas Secop II con el número de proceso LP-DT-050-2020.

¿Por qué los chocoanos perdieron la ruta?

Él Chocó en el Siglo XX fue reconocido en Colombia por ser la primera potencia en ‘exportación’ de docentes a todos los departamentos. Sin temor a equivocarnos, podemos afirmar que no existe un sólo municipio que no haya tenido un maestro chocoano.

Fueron tiempos en los que el común denominador de un chocoano era ser maestro, abogado o político, pero de los buenos.

El Chocó también es reconocido por su música y folclor. Basta mencionar orquestas como el Grupo Niche, de Jairo Varela; Guayacán, de Alexis Lozano o Hansel Camacho; Los Nemus del Pacífico con Alexis Murillo y otros.  En folclor ni se diga, para la muestra recordemos a La Contundencia  con Américo Murillo,  o Saboreo, con Octavio Panesso,  ganadores del festival Petronio Álvarez y compositor del disco de chirimía  más vendido en Colombia: ‘La vamo a tumbá’.

También es conocido el Chocó por ser el único departamento rodeado por dos mares: el Pacífico y el Atlántico. Con la mayor pluviosidad de Colombia y la segunda a nivel mundial. También por su riqueza minera como el oro y el platino.

Ha sido tan grande el saqueo de estas riquezas mineras del Chocó, que hasta alcanzó para que los gringos que tuvieron la compañía Chocó Pacífico  donaran  la construcción del estadio de los Yankis en Nueva York, mientras que al  Chocó lo dejaban morir de hambre y sed. Y todo con la complicidad   de los políticos chocoanos de la época.

Hoy se pregunta el chocoano: ¿Qué ha pasado con los políticos de nuestra tierra? Veinte años antes eran motivo de orgullo. 

Cuando se repasa la historia de los políticos chocoanos, bastaba citar a Diego Luis Córdoba, padre del departamento del Chocó, hombre ilustre que promovió la educación para todos los negros en Colombia.  Y qué decir del abogado defensor de Rojas Pinilla, senador, parlamentario, escritor e investigador, el conservador tadoseño Daniel Valoy Arce. Y de esa línea se tendría que mencionar a muchos como Manuel Mosquera Garcés, otro  ilustre hijo del Chocó que fue tres veces ministro de Estado  en tres gobiernos distintos…

¿Qué pasa hoy con los nuevos políticos? Se perdió el sentido de pertenencia por el pueblo y por la raza. Basta con mirar la elección popular de alcaldes y gobernadores. ¿De qué le ha servido al Chocó?  Hagamos un rápido conteo: ¿cuántos alcaldes por elección popular han tenido los municipios del Chocó que no hayan salido cuestionados? Acaso 5 o 10 se salvan.

 Y qué decir de los gobernadores.   A esa lista agreguémosle los parlamentarios en los últimos 20 años, que no han logrado nada importante para el Chocó.

¿Qué hacer con esta nueva clase política que sólo piensa en sus intereses particulares y no en la gente del Chocó?

Roguémosle a Dios para que algún día vuelvan a retomar  la ruta que trazaron nuestros mayores y dieron tanto orgullo a los hijos de este amado departamento.

“En Quibdó hay muchas incidencias de genes para la predisposición a diabetes tipo 2”

Se entregaron los primeros resultados de ChocoGen, el proyecto de la Universidad Tecnológica del Chocó, la Libre de Cali y el Instituto de Tecnología de Georgia, cuyo objetivo es estudiar la información genómica de los chocoanos para saber su predisposición genética a enfermedades. Hablamos en exclusiva con tres de los investigadores: Miguel Medina, King Jordan y Leonardo Mariño.

Por Jesús Agualimpia – Director de Pacífico Siglo XXI

ChocoGen es un proyecto colaborativo internacional que tiene como objetivo descubrir y caracterizar la herencia genética de los habitantes del Chocó. Es decir: conocer la ancestría de los chocoanos. Saber qué tanto de africanos o de europeos tienen en sus genes, y además investigar su predisposición a enfermedades hereditarias.

Pues bien, los primeros resultados de este estudio ya están disponibles y arrojan datos relevadores: como que en Quibdó hay muchas incidencias de genes para la predisposición a la diabetes tipo 2, comparando los datos con ciudades como Medellín.

Sin embargo hay un aspecto curioso: a pesar de que en Quibdó hay más genes con esta incidencia,  en Antioquia se expresa más la diabetes tipo 2. Aquello, dicen los expertos, obedece al medio ambiente. “Nos hemos dado cuenta que la alimentación de la gente de  Quibdó puede prevenir la expresión de algunos genes que llevan a ciertas enfermedades específicas,  como el caso de la diabetes”.

En otras palabras, los resultados de ChocoGen pueden ser de gran ayuda para que los afrocolombianos, dependiendo de la composición genética, tomemos acción para evitar posibles complicaciones que literalmente corren por nuestra sangre.

De todo ello Pacífico Siglo XXI conversó con tres de los investigadores de ChcoGen: Miguel Medina, King Jodan y Leonardo Mariño.

¿Cómo surgió el proyecto Chocogen?

King Jordan:

ChocoGen fue una idea que nació en Cali en el año 2014 en un seminario de temas sobre genoma humano realizado en la Universidad del Valle. En ese seminario nos conocimos los investigadores King Jordan, del Instituto Tecnológico de Georgia,  y Leonardo Mariño, del Centro Nacional de Información en Biotecnología de Estados Unidos, con Miguel Medina, de la Universidad Tecnológica del Chocó.

Llegamos a la conclusión de que se han hecho pocos estudios de la genética de la población afrocolombiana. Y ante esta situación arrancamos nosotros. El proyecto inició con 100 muestras de donantes y a la fecha ya estamos terminando la primera etapa en la que entre otras cosas hacemos un análisis de la ancestría de la población afrocolombiana, no solo  el nivel de porcentaje europeo, africano e indígena que tiene la población, si no que también investigamos de qué parte de África, Europa y las Américas vinieron los ancestros del Chocó.

Durante un curso de bioinformática que dicté en la Universidad Tecnológica del Chocó en 2016  se presentaron los resultados obtenidos y sus implicaciones.  Actualmente hemos iniciado con la segunda fase del proyecto y tiene que  ver con la relación de la ancestría y los determinantes de salud y enfermedades en la población.

¿Cuál es el objetivo de determinar la ancestría de la población afro?

Leonardo Mariño:

Específicamente nosotros estamos interesados no solo en mirar la ancestría sino también analizar efectos de salud.  Cada persona tiene un componente genético propio y esos  componentes determinan en cierta  medida las predisposiciones de los individuos de adquirir cierto tipo de enfermedades o a metabolizar drogas de una manera diferente al resto de la población.

¿Cuáles son los beneficios del proyecto para la población negra?

Miguel Medina: 

Los principales benéficos que tiene este proyecto, como lo decía el doctor Mariño,  es entrar en el campo de la salud para identificar cada factor que determine algunos casos de enfermedades. Por ahora tenemos el caso de la diabetes tipo 2. Nos hemos dado cuenta que en Quibdó hay muchas incidencias de genes para la predisposición a diabetes tipo 2 comparado por ejemplo con Medellín, en donde hay menos genes de predisposición.

Sin embargo,  analizando esta información,  hemos concluido que a pesar de que en Quibdó hay más genes con esta incidencia,  en Antioquia se expresa más la diabetes tipo 2, y discutiendo estos resultados, analizábamos que eso obedece al medio ambiente, porque los genes obedecen al medio ambiente para que se expresen o no. Desde ese punto de vista,  nos hemos dado cuenta que la alimentación de la gente de  Quibdó puede prevenir la expresión de algunos genes que llevan a ciertas enfermedades específicas, como el caso de la diabetes.

En Antioquia hay menos genes pero hay más incidencia. Esto se debe a la alimentación. Ellos consumen muchas carnes y productos cárnicos procesados, chicharrones, diversos tipos de carnes  que contienen triglicéridos (grasas) y que a su vez contienen ácidos grasos saturados.

La gente en el Chocó en cambio consume muchos pescados y esos pescados contienen triglicéridos con ácidos grasos insaturados o poliinsaturado,  el metabolismo de ellos es más fácil.

Normalmente, cuando hablamos de diabetes, hacemos referencia a niveles elevados de azúcar en la sangre, no se hace referencia a niveles de grasa,  pero es claro que tanto el metabolismo de las grasas como el de los azúcares están finamente regulados y son controlados por una hormona que se llama insulina, entonces cuando se descompone el  metabolismo de las grasas también se descompone el metabolismo de los azúcares y esa situación es lo que lleva a la diabetes. Es decir que una persona diabética tiene asociado mal metabolismo de las azúcares y también de las grasas, en donde el ambiente (alimentos) tiene influencia en la expresión de los genes que regulan el metabolismo y la producción de insulina.

Se trata de una información privilegiada y hasta ahora desconocida. ¿Ya se puede compartir todos estos resultados de ChocoGen con el gremio médico y científico?

Hasta ahora, aunque falta mucho, tenemos algunas ideas importantes, el caso más sobresaliente son los resultados que saldrán próximamente sobre diabetes tipo 2. Los resultados mucho más recientes tienen que ver con farmacogenética, lo cual está relacionado con los medicamentos que usan los pacientes. Sería la relación entre ancestrÍa de una población y la manera en que las personas de esa población responden a los diferentes medicamentos.

En este caso hay variantes genéticas que tienen frecuencias muy diferentes y eso está relacionado con la ancestría, ya que estos patrones genéticos de ancestría entre Antioquia y Chocó son diferentes y estas variantes determinan por ejemplo la velocidad con que una persona metaboliza un medicamento. Si una persona metaboliza más rápido un medicamento va a requerir una dosis más alta, entonces la velocidad del metabolismo está muy relacionada con la dosis del medicamento y estamos encontrando variantes genéticas que tienen asociaciones entre la velocidad del metabolismo con la ancestrÍa de la población. Esta situación nos permite la posibilidad de manejar mejor los recursos dentro de las poblaciones y nos proporciona una idea para escoger las dosis de medicamentos en Chocó y Antioquia. La salud precisa es un concepto nuevo en el mundo de la genómica.

A través de estudiar o tener información sobre la genética de un individuo o la población,  se pueden enfocar mejor los tratamientos.

Leonardo Mariño:

Yo quiero anotar el siguiente ejemplo: una persona de ancestría del Chocó estaba viviendo en el Chocó y se muda Antioquia; esta mudanza  puede tener implicaciones en la salud de esta persona, porque la dieta y su estilo de vida va a cambiar.

También una persona que tiene ancestría afrocolombiana, yéndose a vivir a Estados Unidos, es posible que experimente cambios  súbitos en la salud por hacer este cambio de ambiente.  Puede ganar más peso o desarrollar diabetes mientras que en otro ambiente, por condiciones de dieta o estilo de vida, esa predisposición no va a cambiar. En términos prácticos, lo que nosotros podemos ofrecer a la sociedad son recomendaciones sobre lo que  pueden  hacer para mantener una vida sana o para evitar cierto tipo de problemas por las predisposiciones genéticas. Por ejemplo si   uno consume Advil  o alguna droga que se metabolice más rápido porque yo tengo ancestría afrocolombiana,  entonces uno debe discutir con su médico y hacer análisis para saber si la dosis se debe modificar o no.

Esto tiene implicaciones con respecto a la medicina personalizada,  que eso es algo que  ya  está llegando.

¿El estudio ya llegó a las más altas esferas del Estado, aquellas que  tienen que ver con la salud de las poblaciones para mejorar estas condiciones?

King Jordan: 

Esa es la idea, es una de nuestras metas, estamos entrando en la época de la medicina genómica, es decir, tomando decisiones de salud con base de la información del perfil genético de individuos y poblacional, pero para poder tomar buenas decisiones con base a esa información se necesita un perfil de la variación genética que existen dentro de la población y el proyecto ChocoGen es emblemático porque básicamente lo  que  estamos haciendo en la segunda fase es armando un perfil de la población pero con base a su genética y eso es exactamente el tipo de información que las entidades del gobierno, los médicos, necesitan tener para aprovechar  la medicina genómica.

En esta situación se ha observado una relación entre la ancestría y la predisposición   a ciertas enfermedades, por ejemplo, al comparar la población del Chocó con la de Antioquia de ancestria diferentes, la una africana y la otra europea. Podemos decir que en Chocó las personas tiene mayor longevidad, resistencia a malaria, y predisposición a el asma, cáncer de mama, de próstata; en Antioquia hay mayor predisposición a Alzheimer así como el síndrome de Crohn y el cáncer de testículos.

¿Si las personas son de piel bien clara, pero  sus ancestros han sido de piel oscura o africanos, hasta dónde el individuo de piel clara puede preservar esa ancestría?

King Jordan: 

No podemos hablar de blanco o negro, estamos hablando de poblaciones humanas, estamos hablando de sus orígenes y esos orígenes tienen que ver con de dónde vienen sus ancestros. Le doy un ejemplo: en los Estados Unidos, una persona puede tener  10% africano y se considera negro  por cultura,  por estudio,  por costumbre, mientras esa misma persona si es de Brasil o Colombia va a decir que es blanco, entonces estamos hablando de conceptos relacionados pero no iguales.

Según la encuesta de autoidentificación entre 5 categorías, hecha a los donantes de ChocoGen,  se observó  que en el Chocó la gente se considera de mayor  ancestrÍa africana de lo que tiene  a  nivel genético, es decir,  que se consideran más africanos de lo que son, mientras que nuestro estudio previo en Antioquia encontramos lo opuesto, la gente en Antioquia se identifica más con la ancestría europea de lo que en realidad tienen, entonces esos conceptos son relacionados pero no son iguales.

 

 

Danzas Urbanas del Chocó en la 3° Bienal Internacional de Danza de Cali

  • La Bienal es un espacio de creación y promoción que apoya iniciativas como la de Jóvenes Creadores del Chocó.
  • Un total de 27 eventos gratuitos se presentarán en la Bienal de Danza 2017.

Santiago de Cali. Octubre 2017.  La Corporación Jóvenes Creadores del Chocó será una de los protagonistas de la gran Noche de Danzas Urbanas, el 3 de noviembre a las 6:00 p.m., en el Boulevard del Río, durante la 3° Bienal Internacional de Danza de Cali.

“Presentaremos cinco de las más sobresalientes compañías de danza urbana de nuestro país. Los Jóvenes Creadores del Chocó, con su innovador lenguaje corporal, serán los representantes del Focus Chocó que adelante este año la Bienal”, aseguró Juan Pablo López, director artístico de la Bienal.

La Corporación Jóvenes Creadores del Chocó es una organización cultural sin ánimo de lucro con más de diez años de trabajo en la región, que ve en la cultura un verdadero espacio de encuentro, reflexión, reconciliación y convivencia pacífica en un territorio donde las carencias han sido el denominador común.

Alrededor de 400 niños, niñas y jóvenes del departamento del Chocó asisten diariamente a alguna de las tres áreas de formación artística que adelanta la Corporación: Teatro, Danzas Tradicionales y Danzas Urbanas.

“Chocó es una tierra donde abunda el talento, la creatividad, donde el baile, la música y el teatro hacen parte de la esencia de sus habitantes”, expresan los integrantes de Jóvenes Creadores del Chocó en su sitio web oficial. “Nos inspira la paz, nos emociona el desafío de generar mayores oportunidades”, agregan.

En la Noche de Danzas Urbanas se presentarán compañías provenientes de Cali, Medellín, Cartagena y Quibdó, destacadas por sus propuestas coreográficas, su alto desempeño técnico y su compromiso social con la comunidad.

Esta presentación hace parte de los 27 eventos gratuitos que la Bienal de Danza tendrá para todos los caleños y visitantes a partir del 31 de octubre y hasta el 6 de noviembre.

La 3° Bienal Internacional de Danza de Cali es un evento organizado por Proartes, cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Fontur, la Gobernación del Valle del Cauca, la Alcaldía de Cali y la empresa privada.

Crédito fotos: Katherin Jiseth García Gil