Alcalde Víctor Vidal sigue atendido en Cali tras complicaciones por Covid-19

El alcalde de Buenaventura, Víctor Hugo Vidal, continúa en un centro médico de alta complejidad de Cali por complicaciones respiratorias derivadas del Covid-19.

El médico Internista del Hospital Luís Ablanque de la Plata, Jesús Quiñones, dijo que el mandatario tiene una neumonía viral, por lo que el alcalde requiere suministro constante de oxígeno. En las últimas horas se aseguró que la salud del alcalde es estable, pero requiere permanecer en observación.

Debido a la incapacidad del alcalde Víctor Hugo Vidal, que se extendería hasta finales de diciembre, el jefe de la Oficina Jurídica de la Alcaldía Distrital, Mauricio Aguirre Obando, fue designado como alcalde encargado de Buenaventura.

“Agradezco la confianza entregada por el Alcalde en un momento bastante coyuntural en la historia de Buenaventura y de la humanidad por la pandemia; a él desearle una pronta recuperación, sabemos de su capacidad, de su fuerza, de su entereza, estamos convencidos que Dios le ayudará a salir de adelante y quedará como una anécdota más de las tantas que tiene para compartirnos a los bonaverenses”, expresó Aguirre.

El alcalde encargado es especialista en Derecho Administrativo de la Universidad Libre, seccional Cali, con altos estudios en Gerencia Política, Gestión Pública y Gobernabilidad de la Universidad del Rosario en asocio con la George Washington University, candidato a Máster en Gobierno de la Universidad Icesi.

Ha sido abogado de la Oficina de Control Interno Disciplinario de la Alcaldía Distrital de Buenaventura, Personero Delegado para los DD.HH, Personero Distrital Encargado, Consultor del Instituto Interamericano de Derechos Humanos, Gerente del Centro Regional de Atención a Víctimas en Buenaventura, Asesor Jurídico del Servicio Jesuita para los Refugiados, consultor externo de Management Sciences for Development Consulting SAS (MSD) y Asesor de la Procuraduría General de la Nación – Delegada para el Seguimiento al Acuerdo de Paz.

“La reactivación económica del Valle es una prioridad de la gobernación”: Ligia Córdoba

Ligia del Carmen Córdoba, gerente de la Oficina Territorial Pacífico, anuncia que las estrategias de la gobernadora Clara Luz Roldán para reactivar el turismo, la cultura, el deporte y otros sectores, ya están en marcha. Habría nueva jornada de expedición de pasaportes en el Distrito.

Por Jesús Agualimpia – Director de Pacífico Siglo XXI

Ligia del Carmen Córdoba, gerente de la Oficina Territorial Pacífico en Buenaventura, entidad adscrita a la Secretaría General de la Gobernación del Valle, continúa al frente de las estrategias diseñadas por la gobernadora Clara Luz Roldán para atender a las comunidades de la zona rural en medio de la pandemia del coronavirus. A la fecha las ayudas le han sido entregadas a 19.000 familias, “cumpliendo las directrices de la gobernadora en su plan de que ningún vallecaucano pase hambre o le falten los elementos de bioseguridad en el contexto que estamos viviendo”.
Desde el inicio del aislamiento preventivo obligatorio decretado por el Gobierno Nacional, este despacho también ha seguido prestando la orientación y servicio al ciudadano en temas como liquidación de estampillas, impuesto automotor, boleta fiscal, asesorías en temas tributarios y expedición de pasaportes. Sobre su gestión, y los proyectos para la reactivación económica de la región por parte de la Gobernación del Valle, el director de Pacífico Siglo XXI conversó con Ligia del Carmen.

¿Cuál fue el papel que le encomendaron por parte de la Gobernación del Valle en esta pandemia?
La señora Gobernadora del Valle, Clara Luz Roldán, en el marco de la pandemia del Covid-19, depositó en esta servidora la responsabilidad de temas de mucha importancia como la entrega de ayudas humanitarias a las comunidades de la zona rural y urbana, en coordinación con las autoridades eclesiásticas, policiales y militares, la alcaldía, los presidentes de juntas y representantes legales de los consejos comunitarios, lo que permitió mitigar parte de las necesidades de la población, gracias a ayudas directas a más de 19 mil familias en Buenaventura. Esto siguiendo la meta de la señora gobernadora de que ningún vallecaucano aguante hambre ni le falten los elementos de bioseguridad en la pandemia. En este proceso la Gestora Social del Valle, Claudia Viviana Posada Roldán, nos acompañó en gran parte de las entregas.

¿Cuáles son las peticiones más recurrentes por parte de las comunidades de la zona rural de Buenaventura?
La comunidad solicita la presencia de la institucionalidad representada en servicios como expedición de pasaportes, acompañamiento en gestiones de la comunidad ante la Gobernación del Valle, esto es entrega de PQRS, ingreso a diferentes programas sociales (mujer, discapacidad, juventud, cultura, medio ambiente, emprendedores) entre otros temas.

Hablemos del desarrollo de infraestructura en los corregimientos y veredas, ¿qué proyectos tiene la Gobernación?
Una de las obras de infraestructura más importantes de la Gobernación del Valle en la zona rural de Buenaventura tiene que ver con la recuperación de la carretera Simón Bolívar. Además está programada la construcción de cuatro acueductos y estaciones de bombeo rurales en zonas como Puerto Merizalde, el Naya y en el Bajo Calima en zona rural de Buenaventura. Están en estudio obras para los resguardos indígenas de Chachajo y Chamapuro en San Juan. También se realizará la construcción de escenarios deportivos como la cancha de fútbol de Cisneros, y el mejoramiento de la cancha de la vereda de San Cipriano; y se adelantó la socialización a través de talleres y reuniones con miras a cristalizar la propuesta de turismo científico de naturaleza.

Hablando de turismo, ¿en qué puede apoyar la Gobernación del Valle para mejorar las condiciones actuales del gremio?
En el Valle del Cauca en materia de reactivación turística se está trabajando fuertemente en conjunto con los emprendedores turísticos de las diferentes zonas del departamento. En cuanto a Buenaventura tenemos buenas noticias: a través del programa ‘Viájate el Valle’, una apuesta de la Gobernación del Valle para los actores productivos del sector turístico, se pretende consolidar al distrito como la ‘sala – cuna’ de las ballenas jorobadas, lo que se ha convertido en el sello del Pacífico y uno de sus principales atractivos. Adicional a ello, ya se inició con el proceso de expedición de 28 licencias de conducción a los conductores de las moto brujas en el corregimiento de San Cipriano, y de esta manera garantizar la seguridad de todos. Para realizar estos programas la Gobernación vinculó a más de 20 gestores culturales de Buenaventura.

¿Cuál es la propuesta para la cultura y el deporte por parte del gobierno departamental?
En materia de cultura y deporte ya iniciamos con el programa de gestores culturales, lo que ha permitido vincular alrededor de 20 jóvenes del distrito de Buenaventura que están aportando en el rescate y cuidado de las riquezas culturales y deportivas del Pacífico vallecaucano. Es importante resaltar que las personas que están coordinado estas iniciativas y los miembros del equipo son de Buenaventura, generando así empleos directos para estas familias.

¿Qué hay después de esta pandemia en materia de proyectos productivos?
La Gobernación del Valle adelanta diferentes programas para la reactivación económica de la región, entre los que podemos resaltar el programa Reactívate, con el que ya estamos impactando positivamente en la comunidad y sectores más vulnerables.

La última: ¿siguen con la expedición de pasaportes en Buenaventura?
En cuanto a expedición de pasaportes este año, debido a la pandemia, no se pudo realizar jornadas en Buenaventura, pero se espera que antes de finalizar el año, si las condiciones sanitarias lo permiten, se puedan realizar. En ello estamos trabajando duro para que los interesados puedan aprovechar esta oportunidad en la ciudad y no necesiten ir a Cali.

“Las obras de infraestructura son clave para reactivar la economía del Distrito”: Angélica Mayolo

Angélica Mayolo, directora ejecutiva de la Cámara de Comercio, asegura que pese a los problemas económicos que desencadenó la pandemia, “no podemos ser pesimistas”. La entidad viene desarrollando programas para respaldar a 600 emprendimientos. “La Alcaldía tiene un papel fundamental en la reactivación económica”.

Por Jesús Agualimpia – Director Pacífico Siglo XXI

El 2020, se sabe, ha sido uno de los años más difíciles para la economía de Colombia y el mundo. Debido a la pandemia del coronavirus, y el confinamiento de la humanidad, miles de personas perdieron sus empleos debido al cierre de empresas. Otros vieron reducidos sus ingresos por el recorte de sueldos. Buenaventura no es la excepción. El sector del comercio fue uno de los más afectados por el covid, asegura la directora ejecutiva de la Cámara de Comercio de Buenaventura, Angélica Mayolo. También el turismo y los servicios generales. Y aunque actualmente en términos generales todos los gremios económicos se encuentran reactivados, las pérdidas en las ventas e ingresos de las empresas en este 2020 se acerca a $800 mil millones.
“Lo que vemos es que la recuperación económica será lenta. A hoy, por ejemplo, el sector comercio está vendiendo el 6O% de lo que vendía en el año previó a la pandemia, aunque hay una expectativa alta de recuperarse en la temporada de diciembre”, dice Angélica Mayolo, en esta entrevista exclusiva con Pacífico Siglo XXI.

¿Cuál es el sector que más genera empleo en Buenaventura, pese a la pandemia?
El comercio, con el 26% de los empleos. El segundo es el sector de transporte y logística, después la actividad portuaria, con un 20%, y por último la construcción, con un 7%. También bares y restaurantes, manufactura y el sector maderero, así como el sector de servicio y el turismo. Todos los sectores económicos se vieron afectados por la pandemia, algunos más que otros. El comercio es el que lleva más tiempo en operación, a diferencia del turismo, que alcanzó a medio abrir operaciones, y otro sector que no se ha recuperado es el de la construcción porque ha tenido muy poca actividad durante el año 2020.

¿Cuántos empleos se perdieron en Buenaventura por la pandemia?
Se perdieron 10.600 puesto de trabajo en Buenaventura, que representa un 28%. El problema es la informalidad, porque de cada diez personas, solo tres tienen empleo formal, cuatro trabajan en la informalidad y tres están desempleadas.

¿Qué se está haciendo para mejorar estas cifras?
Solo se atrae empleo cuando se crean más empresas formales, si se logra atraer inversión en plataformas logísticas aumentaremos el empleo formal. También si logramos potenciar el sector logístico, así como el turismo. Para que sea a corto plazo hay que dinamizar, promover obras de infraestructura, porque eso genera bastante mano de obra. Se debe agilizar el Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado, las obras de mejora de infraestructura de escuelas, todas las obras que podamos agilizar es un mecanismo real y eficiente para mejorar el empleo. El Estado juega un papel fundamental.

¿Cuál es el trabajo de la Cámara de Comercio al respecto?
Le hemos apostado al fortalecimiento empresarial a través de cuatro programas que promueven la reactivación económica. Uno de ellos es el Plan Reactívate, en alianza con la Fundación WWB, con el que apoyamos a 200 emprendedores con capital para que reactivaran sus negocios. El segundo programa está enfocado en el respaldo a 70 empresas del sector gastronómico, una iniciativa que cuenta con el respaldo del Ministerio del Comercio. Igualmente, con el Ministerio trabajamos las ‘fábricas de la productividad’, y el otro programa que apenas va a iniciar cuenta con recursos de la Usaid y Acdi/Voca, donde vamos a atender a 300 emprendedores.
Hasta el momento llegamos a más de 600 emprendimientos, pero somos conscientes que atender 600 emprendimientos con programas de fortalecimiento es reducido para la necesidad de la ciudad. Buenaventura sí o sí tiene que crear condiciones para atraer empresas y para eso se debe trabajar en el POT. Si Buenaventura no logra formular su nuevo POT, se hace difícil atraer esa inversión.

¿Qué otras tareas pendientes deben adelantar el Distrito?
Es clave simplificar y racionalizar los trámites, porque en Buenaventura sacar un plan parcial o una licencia de construcción es muy difícil, y ningún inversionista quiera estar en un territorio donde hacer inversión sea difícil.
El otro tema clave es un plan de financiamiento que nosotros pensemos junto con la Administración Distrital para crear un fondo de capital de riesgo y capital semilla local con recursos propios y apoyo de inversionistas, porque claramente gran parte de las empresas locales tienen problemas para financiarse con el sistema bancario tradicional.

Para finalizar, ¿qué mensaje le envía a la ciudad?
No podemos ser pesimistas, lo cierto es que en el Distrito tuvimos menos pérdidas de vidas por la pandemia de las que pudimos haber tenido, teniendo en cuenta la debilidad de nuestra red hospitalaria, y en ese sentido la ciudad tiene unos resultados muy buenos que se deben destacar. Nuestra economía estaba muy mal antes de la pandemia, la pandemia profundizó los problemas, pero cuando se está en las condiciones económicas tan difíciles como las que estamos se tienen que tomar decisiones, sobre todo gerencia pública que facilite la reactivación económica. Desde la Cámara venimos trabajando en conjunto con la Administración Distrital y hoy depende en gran medida de la capacidad institucional de la Alcaldía desarrollar las propuestas para la reactivación económica.

“De todos depende que los casos de covid sigan bajando en Buenaventura”: secretaria de salud distrital

Francy Esther Candelo Murillo, la Secretaria de Salud Distrital, explica por qué Buenaventura pasó de ser el primer municipio del Valle con más pacientes positivos del nuevo coronavirus, a un modelo nacional en el manejo de la pandemia. El 90% de lo pacientes se recuperaron. Entrevista exclusiva.

Por Jesús Agualimpia – Director de Pacífico Siglo XXI

Francy Eshter Cándelo Murillo, la Secretaria de Salud de Buenaventura, nació en el Distrito el 6 de octubre de 1981, en una familia donde la academia y la educación han sido la prioridad. Francy es hija de la ingeniera industrial Delcia Murillo y del ingeniero electrónico Jesús Antonio Cándelo.

“Mi madre es de Condoto, Chocó, mi padre es de Buenaventura. Por circunstancias de la vida quien me crio fue mi abuela,  Francisca Palomeque, conocida como la maestra ‘Pacha’, y tal vez  a todo ese legado se deban mis resultados académicos. Yo nací y crecí en el barrio Kennedy, estudié en el Liceo Femenino del Pacífico, donde me gradué con honores, fui la mejor  Icfes de 1998, y estudié en la Universidad de Caldas, una entidad pública, con una beca de comunidades negras. Soy médica egresada de esta institución”, cuenta Francy.

Una vez terminó sus estudios, regresó a Buenaventura para ejercer la medicina en Comfamar. Francy hacía parte del equipo de galenos del área de urgencias.  También ingresó al Hospital Departamental de Buenaventura, en la unidad renal, y en el Luis Ablanque de la Plata en el puesto de salud La Playita.

“Trabajé por mucho tiempo en el área de urgencias, posteriormente ingresé a Comfandi, donde fui incursionando en la parte administrativa. Realicé mi especialización en auditoría médica y también hice una especialización en salud pública y epidemiologia”, continúa Francy, cuyos conocimientos los pone ahora a disposición de uno de los retos más importantes de la ciudad en toda su historia: enfrentar el nuevo coronavirus como Secretaria de Salud en la alcaldía de Víctor Hugo Vidal. ¿Cómo ha logrado el éxito en el manejo de la pandemia?  Fue lo que intentamos averiguar en esta entrevista exclusiva con Pacífico Siglo XXI.

¿Cómo encontró a la Secretaría de Salud al asumir el cargo?

En varios aspectos se requería mayor organización. Cuando llegamos encontramos parte de la estructura de la Secretaría de Salud en  malas condiciones de higiene, sin servicios sanitarios.

Además, la información que nos suministraron durante el empalme no fue la mejor, había muchos vacíos. Cuando fuimos a mirar los archivos de gestión documental de la Secretaría encontramos unos documentos en una terraza, todos en bolsas negras, la organización de la ‘memoria’ de la Secretaría no era la mejor. De esa manera no se pudo dar una respuesta a unos requerimientos del Ministerio de Salud.  Era complicada la situación.

¿Qué gestión se hizo en este contexto?

Empezamos a organizar todos los trámites administrativos para acondicionar las instalaciones de la Secretaría de Salud, porque en la medida en que ordenamos la casa, se da una mejor respuesta. Otra gestión fue el personal. Encontramos una Secretaría de Salud sin personal.  En este momento el despacho funciona con 180 funcionarios para cumplir con sus procesos misionales en salud pública, prestación de servicios, participación social, emergencias y desastres y la parte administrativa. Nuestro objetivo es la excelencia en la atención para la satisfacción del usuario. Esa es la apuesta.

¿Cómo se distribuyen estos funcionarios?

De los 180 funcionarios con los que contamos, 26 son entre técnicos y los profesionales que están nombrados o en carrera administrativa en provisionalidad. Los otros 150 son contratistas. Más del 80% de los trabajadores son contratistas, por eso uno de nuestros objetivos  es la reestructuración administrativa y operativa de la Secretaría. Estamos en una edificación que no es propia, pagando un arriendo, venimos de una edificación que no era la mejor, entonces estamos trabajando para tener sede propia, tenemos un plan para ubicar la sede donde funcionan las instalaciones de malaria, porque ese es un terreno del Distrito. Ahí podemos estructurar la Secretaría de Salud como debe ser. La apuesta  es grande: reformar tanto administrativamente, como en la parte de infraestructura, el despacho.

Otro reto fue la pandemia de coronavirus. ¿Qué se hizo para enfrentar al covid?

Una vez declarada la pandemia por parte de la OMS el 30 de enero, se declaró la emergencia en salud pública. Nosotros hicimos un plan de acción, un plan de contingencia en el cual dividimos tres etapas.

La primera etapa la llamamos ‘preparación’. Consistía en capacitar a toda la población sobre qué era el nuevo coronavirus, cómo se transmitía. Aún no teníamos el primer contagio en Colombia, pero desde la Secretaría nos adelantamos al escenario más probable, que era la llegada del virus al país.

Salimos a las calles a decirle a la gente cómo debía cuidarse:  lavarse las manos, usar tapaboca, mantener una distancia de dos metros con el otro. La segunda etapa fue la de ‘atención’ o ‘contención’.  Sucedió en marzo, cuando entró el virus al país. En esta etapa fortalecimos los servicios de salud. La Administración Distrital proveyó unos recursos para el fortalecimiento de la infraestructura y fue cuando se crearon  las ‘salas covid’ en la ESE y se fortaleció el hospital San Agustín en la zona rural para la atención de la población.

También salimos a hacer pruebas, controles en los puntos de entrada de la ciudad como Loboguerrero, Cisneros, la Sociedad Portuaria, el aeropuerto. La tercera etapa, por último, es la de ‘mitigación’. Comenzó cuando tuvimos el primer caso de Covid–19  en el Distrito, el 4 de abril.  Fue un estudiante. Seguimos, de la mano del Alcalde Vidal y todo el personal de salud, trabajando para mitigar el impacto del virus en el Distrito.

¿Qué dificultades enfrentaron?

Cuando empezamos a tomar las pruebas, teníamos un gran limitante: no las procesábamos aquí, las teníamos que mandar al Instituto Nacional de Salud, en Bogotá, lo que retrasaba el proceso.

Algunas pruebas iban mal rotuladas. Era un problema de todo el país. O las pruebas no llegaban, entonces muchas  no se podían procesar. Pero el balance global es positivo. Hemos hecho alrededor de 8000 pruebas.

¿Cómo es el seguimiento de los casos positivos por parte de la Secretaría de Salud?

Una vez se detecta el caso positivo, las EPS hacen el cerco epidemiológico. Nuestra responsabilidad es colectiva (hacer pruebas masivas), y de las EPS individual.

¿En Buenaventura tenemos rebrote?

No, en Buenaventura aún no, pero en otras partes del mundo y en algunas ciudades de Colombia volvieron a aumentar los casos positivos. Ese rebrote depende del comportamiento y cómo nosotros asumamos el contagio por Covid-19.

Esto tiene que enseñarnos que nuestra forma de vida y de relacionarnos tiene que cambiar. De todos los bonaverenses depende que los casos positivos no crezcan en la ciudad. Aunque hago un llamado al Gobierno Nacional y Departamental: en Buenaventura no tenemos agua potable  y esto  agudiza el problema del virus.

¿Cómo está la ciudad hoy frente al Covid-19 en términos estadísticos?

A partir de todas las estrategias que se tomaron desde la Administración Distrital se logró que el impacto del covid en la ciudad fuera menor.

En el distrito hemos reportado hasta este 7 de diciembre 2930 casos de covid-19, estamos hablando de un porcentaje de la población muy bajo con respecto a Colombia.

En el Valle del Cauca éramos el primer municipio con más casos por números de habitantes, hoy somos el tercero con población con más contagio. De esos 2930 casos que tenemos, 2678 se recuperaron, más del 90% de los casos. El porcentaje de pacientes que han requerido hospitalización ya sea en sala general o en UCI, ha sido menor del 10%.

¿Cuántas fueron las UCI que se instalaron en Buenaventura?

Cuando nosotros llegamos a esta administración, el Distrito tenía capacidad en UCI de solo 10 camas, que están en la clínica privada. Hoy tenemos 55 camas UCI en el Distrito de Buenaventura, de esas 55, 33 se asignaron para covid, 13 en el hospital y 20 en la clínica Santa Sofía, las otras 22 camas son para no covid, 10 en la clínica y 12 en la nueva sala  UCI del hospital Luis Ablanque de la Plata.

¿Cuánta gente ha muerto de covid?

Hoy tenemos 186 muertos por covid en Buenaventura. Algunos murieron en la ciudad, otros en Cali, Buga, Tuluá. Debemos seguir cuidándonos, insisto, sobre todo en las fiestas de diciembre. Se debe celebrar con responsabilidad.

¿A partir de ahora, qué sigue en el plan?

El proceso de la etapa de mitigación, seguir bajando los casos de contagio, ojalá llevarlos a cero, y a partir de ahí trabajar en las secuelas que nos dejaron esos casos, eso es lo que sigue en el marco de Covid -19. Para no sumar más casos estamos implementando una estrategia con el Ministerio de Salud, consiste en hacer muchas pruebas rápidas, que toda persona que tenga síntomas acuda a los servicios de salud y descarte si tiene o no covid para hacer el cerco epidemiológico.

Pasando a otros temas, ¿cuál es la mayor deficiencia en salud que tiene Buenaventura?

Entre las mayores deficiencias está la infraestructura en salud, porque a pesar de que hemos avanzado en capacidad instalada, solamente hemos intervenido 6 de los 23 puestos de salud que tenemos.

También hay una gran deficiencia en talento humano en salud. En Buenaventura tenemos 0.4 médicos por cada mil habitantes, no llegamos a un médico por mil habitantes, y eso debe cambiar pronto. Otra deficiencia que tenemos en salud es la parte cultural, no tenemos conciencia sobre la importancia de la prevención, del ejercicio, de la alimentación saludable, de los hábitos saludables.

Entre las principales enfermedades que padecemos, la primera es la hipertensión arterial, después la diabetes, las enfermedades transmitidas por vectores, la malaria y el dengue son prevalentes en nuestro territorio. Igualmente, la enfermedad diarreica aguda, y esto tiene mucho que ver con la potabilización del agua y las medidas de higiene.

En cuanto a la infección respiratoria aguda, tiene que ver mucho con nuestros cambios de clima. Esas son las principales enfermedades en Buenaventura, y por eso la prevención y los hábitos saludables son fundamentales para prevenirlas. Se debe generar esa conciencia del autocuidado. Y seguir las medidas de bioseguridad para reducir el riesgo de contagio por covid.

Para finalizar, ¿cuáles son las medidas para fin de año con respecto a la pandemia?

Evitar aglomeraciones, el cierre de sitios donde se acumule mucho personal y no cumplan la norma. Todo lo que haga mayor propagación del virus lo vamos a evitar. También vamos a continuar con el fortalecimiento de los servicios de salud y la cultura ciudadana, que la comunidad acuda a los servicios de salud si presenta cualquier síntoma, queremos llevar ese servicio de salud implementando un cronograma de estrategias de intervención en las comunas.

En Buenaventura decomisaron salchichas no aptas para el consumo humano

En desarrollo de operativos de control y vigilancia alimentaria, la Secretaría de Salud de Buenaventura decomisó 105 kilos de salchicha manguera que eran transportados en un vehículo en condiciones no aptas para el consumo humano.

La inspección se realizó en el retén alimentario que dispuso la entidad de salud pública en la entrada a Buenaventura, punto de control del tránsito sobre el kilómetro 14 de la vía Cabal Pombo.

María Luisa Zapata, coordinadora de seguridad alimentaria de la Secretaría de Salud, precisó que, “el producto alimentario no cumplía con la cadena de frío, no tenía lote ni fecha de vencimiento, y la disposición de estos productos (salchichas mangueras) no eran las adecuadas, no cumplían con la normatividad, por lo cual tuvo que ser decomisado a la persona que lo transportaba”.

Explicó que el producto decomisado será destruido, de acuerdo a los protocolos dispuestos para tal fin, recordando que este tipo de productos en ese estado pueden causar enfermedades transmitidas por alimentos, los cuales la población poco detecta, los sufre y no los asocia con el consumo de un alimento.

La Secretaría de Salud distrital recomienda a los habitantes durante esta época decembrina, reforzar los cuidados a la hora de comprar o consumir productos, revisando el lote de fabricación, la fecha de vencimiento, el aspecto físico, sobre todo en las carnes frías para evitar intoxicación o problemas digestivos que afectan su estado de salud.

Se aplicará ‘pico y cédula’ para ingresar a la alcaldía de Buenaventura, tras casos de covid

Tras el aumento de los contagios de coronavirus en la Alcaldía Distrital de Buenaventura, las autoridades sanitarias decidieron implementar desde este lunes 7 de diciembre la medida de pico y cédula para ingresar al Centro Administrativo Distrital (CAD), siguiendo las recomendaciones dadas por el Ministerio de Salud.

De esta manera el acceso dependerá del último digito de la cédula, de la siguiente manera:

Lunes: 1 y 2

Martes: 3 y 4

Miércoles: 5 y 6

Jueves: 7 y 8

Viernes: 9 y 0

Además, todos los funcionarios y trabajadores están obligados a practicarse las pruebas rápidas de covid dispuestas por la Secretaría de Salud para conocer los casos positivos y tomar acciones oportunas con el personal.

Igualmente se recuerda que es obligatorio el uso del tapaboca, además del lavado constante de manos, lo que reduce el riesgo de contagiarse del nuevo coronavirus.

Alcalde Víctor Hugo Vidal fue dado de alta, tras diagnóstico de covid

El alcalde de Buenaventura, Víctor Hugo Vidal Piedrahíta, fue dado de alta en el hospital Luis Ablanque de la Plata, tras superar una afectación en uno de sus riñones causada por el Covid – 19.

El pasado fin de semana el mandatario sintió malestar, fiebre, escalofríos y cansancio, por lo que acudió a la entidad de salud, donde le practicaron la prueba del covid, que resultó positiva.

El médico Jesús Alberto Quiñónez aseguró, sin embargo, que el estado general de salud del Alcalde es favorable.

“No tiene dificultad para respirar ni requerimiento de oxígeno. Hemos decidido dejarlo hospitalizado porque los riñones, por la falta de ingesta, sudoración por la fiebre y demás síntomas, han empezado a funcionar menos de lo normal. Se deja para hidratarlo y el resto del manejo será, seguramente, en la casa”, manifestó el galeno.

Por lo pronto Víctor Hugo Vidal deberá permanecer en cuarentena en su casa, para prevenir nuevos contagios, pero seguirá al frente de sus labores como Alcalde de manera virtual.

Las autoridades sanitarias iniciaron el cerco epidemiológico para determinar qué otras personas estuvieron en contacto con el mandatario de los bonaverenses y realizarles las pruebas PCR.

Adiós a mi amigo… José Eduardo Ramírez Stanford

 Por Jesús Agualimpia – Director de Pacífico Siglo XXI 

El pasado 3 de octubre Eduardo Ramírez Stanford, columnista de Pacífico Siglo XXI, falleció debido a un accidente casero con gasolina. A manera de homenaje, continuaremos publicando sus columnas. Recuerdos de una pluma que dejó huella en la región.

El pasado 3 de octubre murió el columnista de Pacífico Siglo XXI, nuestro amigo José Eduardo Ramírez Stanford. Su muerte ocurrió en la clínica Nuestra Señora de los Remedios, de Cali, después de que Eduardo padeciera un accidente casero con gasolina. Su sepelio se realizó el 5 de octubre, en el cementerio Metropolitano del Sur. 

Eduardo nació en Buenaventura el 27 de marzo de 1959, es decir que al momento de su muerte tenía 61 años. Fue hijo del matrimonio de Pedro Ramírez y Justina Stanford, quien aún vive. En total tuvieron cuatro hijos, dos hombres y dos mujeres. Eduardo, por su parte, tuvo un hijo que vive en Canadá. 

Stanford, como era conocido popularmente, estudió su bachillerato en el Instituto Preuniversitario del Pacífico y se graduó en la promoción de 1984. En su juventud se ganó la vida como constructor. Sin embargo, era un consumado lector, sobre todo de historia, astrología, literatura y mitología, lo que lo convirtió en un referente para la academia, los investigadores y los periodistas de la región. 

A Stanford lo conocí hace 15 años, en una reunión de la cultura negra. Ese mismo día me propuso publicar una columna mensual en Pacífico Siglo XXI, y tengo que confesar que me demoré unas semanas para decidirme. El problema era que yo no entendía el articulo que me había enviado. Hablaba del inframundo. Hasta que Stanford vino  a mi oficina y me explicó de qué se trataba lo que había escrito. Era un ensayo sobre mitología griega, algo que yo desconocía. 

Stanford, siempre generoso, me explicó la columna con la pedagogía de un docente experto, y me convenció: desde esa tarde su columna llegó puntualmente a los lectores de Pacífico Siglo XXI. A partir de ese momento, logramos tener una relación de amistad con mucho respeto, al punto que Eduardo visitaba mi casa  y en varias ocasiones compartimos diálogos extensos sobre la historia de Buenaventura, o sobre personajes históricos de la afrocolombianidad, a veces de política.  

En el último año, antes de él irse al barrio donde tuvo el percance que le causó la muerte, se fue a vivir al frente de donde yo vivía, y nos veíamos casi a diario. Hasta que llegó la pandemia y él se traslado del centro al barrio Bolívar. Stanford siempre mostró educación, cordialidad, amabilidad y buen trato. Nunca lo vi enojado; por el contrario, permanecía de buen humor.  Ahora que él ha fallecido, digo que Buenaventura perdió a un buen hombre y Pacífico Siglo XXI a un columnista auténtico, original, que sabía de temas de los que pocos sabían:  historia antigua, filosofía, astronomía, astrología. 

También le gustaba la política, e incluso intentó ser concejal en dos ocasiones. Era un hombre lleno de sueños por una mejor ciudad y en nuestras charlas me manifestaba su preocupación por su pueblo. Tenía una cita que mencionaba con frecuencia: “triste es la vida para aquel que muere sin haber conocido el motivo de su existencia”. 

Como homenaje, y para conservar su memoria y los caminos que iluminó con su pluma, en Pacífico Siglo XXI continuaremos reproduciendo sus columnas. 

Algunos testimonios:

“Lo que más admiraba de Eduardo Ramírez Stanford era su sencillez, su don de gente, y sobre todo la humildad. Manejaba temas que uno  no conocía, pero que él los explicaba de una manera sencilla”. Armando Arboleda.

“Stanford fue una persona que siempre estaba dispuesta a hablar y no discutir, podía hablar de cualquier tema en profundidad.  Sus respuestas eran agudas e inteligentes. Tenía un gran sentido del humor”. Aldemar Velasco Ortega.

“Eduardo fue una persona trabajadora, amable, con propuestas para solucionar problemas de orden social. Nunca se aferró a esta vida. Siempre nos enseñó que debemos hacer el bien, porque de eso depende el lugar donde vayamos cuando perdemos el cuerpo físico. Nos demostró que las riquezas materiales no son lo más importante, sino la riqueza del alma. Fue un amigo con el que podías contar, un gran ser humano y sobre todo de unos principios morales muy valiosos, con los cuales siempre nos demostró que nuestros verdaderos enemigos son el odio, el rencor, la venganza, la codicia, la ira. Eduardo Ramírez nos deja en sus escritos un gran legado para que podamos mejorar nuestras vidas, enfrentando y eliminando nuestro ego interior. Un gran escritor, un gran ciudadano que siempre demostró amor por la humanidad”. Mabel Potes. 

“Lo que yo más admiraba de Stanford era su pasión por los temas del Universo, sus creencias y la manera como las explicaba. Era un hombre muy sencillo, humilde, que encontraba la manera más amable y tranquila de dar y recibir respuestas a sus preguntas, no andaba con afanes, desespero, ni ansiedad, sabía recibir observaciones”. Diana Sinisterra.

Así es la nueva plaza de mercado José Hilario López

Genera 700 empleos. La estructura fue reforzada para cumplir las normas de sismo – resistencia. El entorno también fue intervenido. El objetivo de todos, ahora, es proteger este patrimonio cultural, gastronómico y económico de la ciudad.

Pese a la pandemia del coronavirus, Buenaventura cumplió un viejo anhelo: remodelar y modernizar la tradicional plaza de mercado José Hilario López. La obra se realizó sobre una edificación de 2.452 metros cuadrados, con la intervención de estructuras en concreto, sistemas eléctricos, hidrosanitarios, cubiertas y se realizaron nuevos acabados con mobiliario y equipos de última generación.

En el primer nivel se acondicionaron locales comerciales, cuartos fríos, cocinas, zona de administración, baños y puestos de venta. En el segundo piso se ubicaron cocinas, un centro de servicios culturales, baños y terraza de comidas, entre otros locales. Esta plaza es considerada un legado ancestral y patrimonio cultural donde se expone a los visitantes la oferta de la cocina tradicional del Pacífico. El alcalde distrital, Víctor Hugo Vidal Piedrahíta, junto a sus secretarios de despacho, representantes de la Gobernación del Valle, concejales, alcaldes locales, ediles, comerciantes y comunidad en general, dio paso oficialmente a la reapertura de la galería.

“Estamos muy contentos, es un avance muy importante que hemos dado, el Gobierno Nacional restauró esta galería y bajo nuestro liderazgo logramos recuperar las seis vías de acceso de sus alrededores, esperamos que este sea el modelo de vida de los bonaverenses”, enfatizó el mandatario distrital.

Pacífico Siglo XXI no perdió detalle de la inauguración, y conversó con los asistentes.

Celemina Angulo Riascos – Cocinera

Desde hace 30 años estoy laborando, cocinando los mejores platos del Pacífico. Mis clientes se encuentran muy contentos con la remodelación de la galería, y nosotras también estamos muy agradecidas. Ahora podemos atender a los clientes de una mejor manera, con más seguridad para todos. Invito a los colombianos a conocer esta plaza que conserva la gastronomía del Pacífico.

 

 

 

Luz Marina Moreno, ‘Pancha’ – Cocinera

Soy la primera nieta de ‘Pancha’, tengo 34 años de estar en la galería. Le doy gracias a Dios por la remodelación de la plaza, y a los dirigentes que lo hicieron posible. Me siento feliz. La galería es patrimonio de Buenaventura y debemos cuidarlo.

 

 

 

 Rubén Darío Jaramillo – Señor Obispo

La plaza representa un gran avance, sobre todo en la dignificación del pueblo. Obras como esta, bien hechas, modernas, pero también amables con la comunidad, con el medio ambiente, son las que necesitan los bonaverenses para salir adelante. Debemos seguir cumpliendo los protocolos para evitar la propagación del coronavirus. Si se logra, la ciudad puede enfilar esfuerzos a realizar otras obras y terminar las que están empezadas, lo que generará desarrollo.

 

 

 

 

 Luis Fernando Ríos Carabalí – Representante de la Oficina Territorial para el Pacífico

La renovada plaza de mercado significa un avance muy importante para el Distrito, una de las obras que Buenaventura ha reclamado por años. Esta ha sido una de las galerías iconos de la región, y hoy verla remodelada, con mejores condiciones higiénicas y sanitarias, es una satisfacción enorme. Por eso lo celebramos, creemos que en Buenaventura las cosas se pueden hacer bien, y ahora viene el reto más grande: mantener intacta la plaza. Desde la Oficina Territorial para el Pacífico, en cabeza de la doctora Ligia del Carmen Córdoba Martínez, estamos dispuestos a aportar todo lo que sea necesario. Aprovecho la oportunidad para recordar que la Oficina Territorial para el Pacífico presta servicios que oferta la Gobernación del Valle, los traemos al territorio para que la gente pueda acceder a ellos con mayor facilidad, como, por ejemplo, el pago del impuesto vehicular, evitando que la comunidad tenga que trasladarse a Cali. Además apoyamos la atención de la pandemia. Hemos distribuido 5.000 mercados a población de la zona urbana y rural. La licenciada Ligia Córdoba tiene como prioridad la atención de los sectores vulnerables.

William Grueso Estacio – Secretario de Desarrollo Económico y Rural

Esta obra significa la reivindicación de la administración distrital con los comerciantes y vendedores de la galería. La plaza fue transformada estructural y físicamente, pero también administrativa y operativamente. Tenemos una empresa pública auto sostenible, lo que permitirá generar sus ingresos para sostener 220 empleos directos y alrededor de 500 empleos indirectos. Por cierto: la plaza de mercado la va a administrar la alcaldía. El alcalde Vidal ha designado un administrador.

 

 

Jairo Arboleda – Contralor distrital 

Como bonaverense siento que esta modernización de la galería es un ejemplo de todos los procesos que debemos desarrollar para beneficio de la comunidad. Desde niño vengo a la galería y siempre la veía desordenada, con basura, el caos, y hoy estoy viendo una galería organizada, ordenada y sobre todo, limpia. Esto le sirve a Buenaventura para mostrarle al resto del país y al mundo que en la región sí tenemos los liderazgos para adelantar grandes proyectos. La Contraloría estará vigilante para que la galería se conserve en buen estado.

 

 

Arlington López Potes – Director de Atención y Prevención de Desastres

Una galería en buenas condiciones como la que tenemos hoy genera progreso para todos. Además es una galería segura en términos de sismo resistencia, se realizó una reestructuración y un fortalecimiento estructural. Frente al tema del Covid-19, desde nuestro despacho hacemos sensibilización sobre los protocolos de bioseguridad y apoyamos a la Secretaría de Salud en los tamizajes para evitar la propagación del coronavirus.

“Nueva UCI, otro ejemplo del buen manejo del Distrito a la pandemia”

En los primeros seis meses de la actual pandemia Colombia ha logrado superar las 10 mil camas de unidades de cuidados intensivos para la atención de pacientes críticos, pero más allá de los números, están las historias de los territorios que ahora logran garantizar la atención integral en salud tanto de los pacientes Covid-19 como los de otras enfermedades.

Al respecto, Julio Gómez, director del Hospital Luis Ablanque de la Plata, en el distrito de Buenaventura, indicó que uno de los casos a destacar es el de esta ESE.

“Es un orgullo dar buenas noticias y decir que tenemos una atención en salud integral. Acabamos de recibir 12 camas más para un total de 25 UCI y así beneficiar a más de 500 mil personas de Buenaventura y buena parte del litoral pacífico”, dijo.

De esta manera, Buenaventura destaca el impacto que ha tenido la expansión hospitalaria en estos últimos meses tras recibir 13 ventiladores por parte del Ministerio de Salud y Protección Social, más 12 que fueron adquiridos con recursos de regalías. Con esto se convierte en la primera unidad perteneciente a la red pública para la atención en salud en esta parte del país.

“Son camas UCI de última tecnología que permiten ayudar al paciente, mitigar el virus y también consolidar las atenciones. Estamos satisfechos porque tenemos un espacio digno para la atención y el desarrollo profesional del personal médico y de enfermeras”, destacó Gómez.

Adicionalmente, el distrito tiene asignados y en trámite de entrega equipos biomédicos complementarios como son: 23 bombas de infusión, 23 monitores, 16 camas hospitalarias eléctricas, 2 camillas de transporte y recuperación del paciente, 1 desfibrilador y 1 equipo de rayos X portátil digital.

“Este es un ejemplo del trabajo coordinado entre el Gobierno Nacional y el territorio que al final beneficia a la gente y garantiza la atención del Covid-19 para aquellos que requieren de UCI”, concluyó el director.