“Los ingresos portuarios han tenido variación a la baja”

El ingeniero Víctor Julio González es una voz autorizada para hablar del sector portuario en Colombia. Por ello, a propósito de los 30 años de Pacífico Siglo XXI, que coinciden también con los 30 años del surgimiento en Colombia de las sociedades portuarias, lo consultamos para hablar de esa historia: la evolución de la Sociedad Portuaria de Buenaventura desde su nacimiento hasta los tiempos de hoy, cuando la compañía enfrenta una difícil situación económica debido, en parte, a la pandemia del coronavirus.
“La planta de personal de la SPB, en especial la del personal operativo, ha venido teniendo variación producto de la disminución en el volumen de carga por el terminal que administra la empresa”, explica Víctor Julio.

¿Cuándo se acaba Colpuertos, y por qué?

Colpuertos se liquida con la ley 001 de 1991, cuando el gobierno del presidente César Gaviria da paso a la apertura económica, y para ello se hace necesario que la infraestructura portuaria, aeroportuaria, férrea y de carretera fuera mucho más competitiva. Le correspondió al ingeniero Ricardo Sanabria ser el gerente liquidador en el caso del terminal marítimo de Buenaventura a comienzos de 1994.

¿Por qué se crean las sociedades portuarias, cuál es su finalidad y cuál fue el primer gerente en Buenaventura?

El principio de la ley 001 de 1991 era el de privatizar los puertos en toda su actividad, dando paso a la constitución de sociedades portuarias, que se crean para tomar en concesion las instalaciones del Estado que administraba Colpuertos en los cinco puertos: Barranquilla, Buenaventura, Cartagena, Santa Marta y Tumaco.
Fue así como entre el segundo semestre de 1993 y el primer semestre de 1994 se adjudican las primeras concesiones portuarias. En el caso de la Sociedad Portuaria de Buenaventura, su primer gerente fue Fabio Grisales Bejarano (q.e.p.d).

¿Qué beneficios ha traído la Sociedad Portuaria al pueblo de Buenaventura, comparado con lo que hacía Puertos de Colombia, Colpuertos?

Desde mi óptica no son comparables, por cuánto son dos esquemas económicos diferentes. En el caso de Colpuertos se generó un beneficio exclusivo solo a los trabajadores de Colpuertos, mediante los logros de las convenciones de trabajo, permitiendo planes de vivienda y desde lo social obras puntuales, entre las que se destacan la primera parte del parque, hoy malecón, y algunas instalaciones deportivas.
Pero no se le aportaba al distrito recursos de contraprestación. Hoy, en el esquema de concesión, el distrito tiene derecho a recibir recursos financieros por contraprestación, más dividendos como accionista, y desde la inversión social la Sociedad Portuaria de Buenaventura ha irradiado en la comunidad más de $100 mil millones en muchas obras sociales en la ciudad.

¿Es cierto que el colegio de la Fundación Sociedad Portuaria ya no será para trabajadores de la Sociedad, sino para particulares?

Acontece que mediante directriz del Consejo Directivo de la Fundación y previo a una evaluación económica del colegio, a partir del presente año se ha realizado ajustes en los valores de matrícula y mensualidad, conservando cupos para los hijos de los trabajadores, pero a valores diferentes a los de años anteriores, donde estaban subsidiados y que no es posible seguir manteniendo.
La situación de la SPB desde el punto de vista económico es seguir respondiendo con las obligaciones financieras comprometidas en el reperfilamiento con el sector financiero, cumpliendo además con los compromisos con proveedores de servicios.
Lo que vale la pena precisar es que los ingresos por servicios portuarios han tenido variación hacia la baja, producto de la situación de comercio internacional a nivel global como consecuencia del Covid – 19 y sus resultados posteriores.

¿Cómo se encuentra hoy la planta de personal de la Sociedad Portuaria de Buenaventura a raíz de la situación económica?

La planta de personal de la SPB, en especial la del personal operativo, ha venido teniendo variación producto de la disminución en el volumen de carga por el terminal que administra la empresa, teniendo en cuenta además que la plantilla de personal debe girar acorde a como se presente el comportamiento de la carga.
Esta es una situación no solo de la SPB sino que se registra de igual o mayor proporción en otros terminales del país y de Latinoamérica, donde se registran comportamientos similares, requiriendo plantas de personal más flexibles.
A la fecha no existe aún luz verde al hecho de que se realice la profundización del canal de acceso, bien sea mediante APP o como obra pública. Los últimos informes obtenidos en eventos de comercio exterior identifican que aún se sigue evaluando por parte de la ANI la propuesta de empresas privadas y cualquier respuesta concreta no se logra antes de febrero del 2022.
Las dinámicas en cada uno de los cinco terminales que hoy operan en la bahía de Buenaventura y mucho más en las circunstancias de post-pandemia, no dan mucho espacio y facilidad para trabajar en armonía; pero si se hace necesario que en un futuro cercano los diferentes terminales establezcan de manera unánime lineamientos que les permita ante entidades del estado tener un solo lenguaje para lograr respuestas positivas ante el cumulo de necesidades que el sector portuario y logístico tienen a la fecha.

 

Acerca del autor

El administrador del sitio web. =)

Publicaciones Relacionadas

Deja tu comentario