Buenaventura se transforma en busca del desarrollo

En diálogo exclusivo, el alcalde Víctor Hugo Vidal explicó las alternativas para superar las problemáticas sociales del Distrito, en el que el deporte juega un papel preponderante. Hidropacífico no continuará con el contrato. Se adquiriá el lote donde funciona hoy el botadero y se trabaja para que llegue un crucero a la ciudad.

El alcalde Víctor Hugo Vidal, en días previos a su rendición oficial de cuentas al pueblo bonaverense, habló en exclusiva con Pacífico Siglo XXI sobre el balance de su gestión. Entre los logros de su Alcaldía, destaca el manejo de la pandemia del coronavirus, resaltado incluso a nivel nacional por el Ministerio de Salud. Igualmente explicó que continúa con la labor que comenzó desde que asumió el cargo: ‘reorganizar la casa’. La Alcaldía, comenta, estaba tan desorganizada, que aquello explica en gran parte los múltiples embargos que se enfrentan hoy.
Sobre el reciente Clásico RCN, que se disputó en el Distrito, aseguró que la gran ganadora, más allá de los ciclistas, fue Buenaventura, “que le demostró a Colombia la gran capacidad que tiene para liderar eventos de gran magnitud”.

¿Qué balance hace de su viaje a Estados Unidos?
El balance es muy positivo. Estuvimos en la Feria Internacional del Crucero porque tenemos un propósito grande, y es volver a Buenaventura epicentro del turismo colombiano, tenemos con qué hacerlo. Traer un crucero hace parte de ese objetivo y es una de las metas de esta alcaldía.

¿Ese crucero dónde va a llegar?
Tenemos cuatro terminales marítimos, entre ellos el de la Sociedad Portuaria, donde la alcaldía es socia. Además, es uno de los mejores terminales de toda América.

¿El Gobierno Nacional estará involucrado en este proyecto turístico?
No quiero entrar en discusiones, pero es evidente que el Gobierno Nacional no ha hecho lo suficiente por Buenaventura en esa materia, desafortunadamente los recursos del Estado se gastan más hacia el Caribe, más hacia el centro del país y el Eje Cafetero y no en Buenaventura. Sin embargo la feria en Estados Unidos fue una invitación del Gobierno Nacional y yo fui el único alcalde de Colombia en el evento, es una demostración para el Gobierno en el sentido de que si hace fuerza por Buenaventura y apoya el desarrollo del turismo, estamos ahí.

A nivel macro, ¿qué balance hace de su gestión? ¿Cuáles son los principales logros?
Hay varios elementos positivos. Por ejemplo, hemos logrado consolidar un estilo de lo que es la administración pública, ya hay una idea de cómo se trabaja en esta Alcaldía. Así las personas estén de acuerdo o no con el alcalde, reconocen que hay un alcalde con el que se puede hablar, con el que también se puede contradecir, un alcalde que está intentando organizar la ‘casa’, y ha sido una tarea difícil. La ‘casa’ estaba tan desorganizada, que a veces hay piezas que no aparecen, entonces toca reconstruirlas. Hemos dado unos pasos importantes en la reconstrucción de la ‘casa’, pero es cierto también que nos falta mucho.
El tema que nadie tenía previsto fue la pandemia, en la cual dimos una demostración de fuerza, de valentía y de compromiso, para enfrentarla en las circunstancias de salud que tenía Buenaventura. Creo que ese fue nuestro gran logro. Incluso a nuestra Secretaría de Salud Distrital, el Ministerio le hizo un reconocimiento por la gestión.

Preocupa el órden público, alcalde…
El tema es fuerte y es grave, es grave que asesinen a un ciudadano, independientemente del color o del uniforme que se ponga, para mí, que soy defensor de la vida, eso es gravísimo.
Es grave que extorsionen, es grave que la gente comience a desconfiar.
A mí no me gusta maquillar, yo pongo el problema sobre la mesa, pero también sé que se exagera con el tema, Colombia no tiene ciudad tranquila, la violencia en Colombia está generalizada, la diferencia es la exposición mediática.
A mí, repito, no me gusta maquillar el tema, si hay un muerto digan hay un muerto, lo que no deberíamos es repetir ese muerto todos los días.

¿Qué se va a hacer para enfrentar esa inseguridad?
Lo primero es comenzar a comprender lo que nos pasa. Aquí lo que hay es una disputa armada, estructurada, interesada en controlar a Buenaventura por el tema del narcotráfico y otros factores de economía ilegal, pero no hay una organización local, Buenaventura no tiene un cartel, Buenaventura tiene una estructura, tiene presencia de las estructuras nacionales. Lo que usted ve aquí tiene que ver con alias Otoniel, del Clan del Golfo, que está en más de 200 municipios del país.
Si los bonavenrenses no entendemos eso, empezamos a echarnos la culpa entre nosotros y acusan al alcalde porque no puso un policía más o un policía menos, la policía está haciendo su trabajo, si usted ve las cifras de Buenaventura, de capturas, de incautación de armas, de allanamientos, la Policía está haciendo su trabajo, pero no es suficiente porque el problema es mayúsculo, estructural.
En ese sentido, estamos buscando que el Gobierno Nacional comprenda y acepte la realidad de Buenaventura, porque eso cambia la mirada. Esto no lo resuelve un policía más o un policía menos, lo resuelve una salida estructural que para nosotros pasa por varias cosas, una Fuerza Pública establecida, tecnología, equipos para actuar. En los esteros, para ponerle un ejemplo, la Fuerza Pública no tiene embarcaciones especializadas para entrar.
Debemos construir una salida para esos jóvenes que sin pensarlo, ingresaron a este estilo de vida de violencia y aún queriendo salir, no pueden porque están amenazados por los mismos grupos criminales y la Policía los está esperando para judicializarlos.

¿Cuál es esa salida?
No la tengo aún, pero la estamos construyendo. Se definió una comisión con el Obispo, el Personero, el Defensor del Pueblo y el Alto Comisionado para la Paz. Nos toca fortalecer el tejido social, el arte, la educación, el deporte, crear unas condiciones positivas para que la violencia y la ilegalidad sean la última opción.

¿En ese trabajo que se debe hacer por las comunidades qué se vislumbra?
Estamos trabajando. Por ejemplo, aquí no hay ciclistas profesionales, no los tenemos en nuestra historia, pero uno de los propósitos que yo tengo es sembrar la semilla del deporte y por ello a la gente de RCN se lo dije: tengo ese propósito pendiente, ayúdeme sembrando la semilla del ciclismo en Buenaventura y se realizó el Clásico RCN. El deporte es una opción, pero sabemos que hay mil cosas por hacer, el tema artístico lo estamos promoviendo con mucha fuerza, el atletismo, pero también el emprendimiento y otras alternativas.

¿Para dónde va la Sociedad Portuaria?
Esa es la gran pregunta, las acciones que tenemos del 15% nos dan el derecho de estar en la junta directiva, pero yo he entendido que esas acciones hay que aprovecharlas, por eso quise entrar al tema y cuando me propusieron la presidencia la asumí, porque quiero superar esa brecha tan grande que existe entre la empresa más importante en el territorio, la administración distrital y la comunidad. Yo quiero ayudar a cerrar esa brecha, que mi papel ayude para que Buenaventura entienda que es codueña de esa empresa que está en nuestro territorio. La empresa debe entender que la competitividad depende de la calidad de vida de los bonaverenses.

¿E Hidropacifico?
A ellos ya se les termina el contrato el 31 de diciembre, ya se les notificó a tiempo que no iba más el contrato y estamos en el proceso para que el 1 de enero Buenaventura empiece a operar el servicio de acueducto y alcantarillado.

¿Cómo estamos en temas de servicios públicos?
El problema más grande que tenemos es la disposición final de los residuos, tenemos una empresa privada que no es diez puntos, pero que hace la tarea. Sin embargo tenemos dos problemas. Primero, el comportamiento social, se está convirtiendo en un hábito no entregar los residuos afuera de la casa, sino dejarlos en la calle. Uno sale a la calle y ve las avenidas llenas de basura. Tenemos muchos puntos críticos. Por eso hay que trabajar la cultura ciudadana, estamos haciendo un trabajo pedagógico en el centro, ya hemos ido a los locales porque vamos a usar comparendos. Estamos haciendo trabajo pedagógico para que nadie tome el comparendo como sorpresa.
Por otra parte, Buenaventura alquiló hace 20 años un lote en Córdoba sin condiciones para ser relleno sanitario. En las dos administraciones pasadas se adquirió un lote para el relleno, pero ese espacio es una reserva natural, rodeda de agua, no apto para ese tipo de actividad, así que no tenemos sitio para un relleno sanitario
Entonces decidimos adquirir el lote donde funciona hoy el botadero, también estamos en la discusión si se hace un relleno o no, en este momento se está haciendo una consultoría pagada por el Fondo Todos Somos Pazcífico para que un experto nos dé una idea clara de qué hacer con el tema de disposición final de residuos.

 

Acerca del autor

El administrador del sitio web. =)

Publicaciones Relacionadas

Deja tu comentario