“Buenaventura necesita que los bonaverenses se pongan al día con sus impuestos”

Por Jesús Agualimpia
Director Pacífico Siglo XXI

Manuel Vallecilla, el director financiero del distrito, explica la delicada situación de las finanzas de la alcaldía, cuyo déficit, silencioso, ha venido creciendo en los últimos años. Asegura sin embargo que el plan diseñado para superar esta situación incluye la recuperación de la confianza de los contribuyentes. “Cada ciudadano puede estar seguro que todo peso que pague por impuestos se verá reflejado en el bienestar social”. Entrevista exclusiva.

Manuel Vallecilla, el actual director financiero de la alcaldía de Buenaventura, es un experto en economía y finanzas. Se graduó de la facultad de economía de la Universidad del Valle, y enseguida cursó una especialización en administración en la Universidad Javeriana. Además, adelantó otros estudios en algunas instituciones tanto de Colombia como de Canadá.
Entre su experiencia laboral se destaca el hecho de que ha pasado por el sector público, el privado y ONG’S, lo que le da una amplia experiencia para enfrentar el reto que asumió desde enero de 2020: dirigir las finanzas de una Alcaldía que atraviesa una complicada situación económica, agudizada tras la pandemia del coronavirus.

¿En qué estado se encontraba la dirección financiera de la alcaldía cuando asumió el cargo?
En la administración anterior, en cabeza de quien ejercía como directora financiera, se hizo un gran esfuerzo intelectual en el sentido de analizar la situación financiera del distrito de Buenaventura. Por ello se planteó la necesidad de acogerse seriamente a un programa de saneamiento. Es decir: antes de que yo asumiera el cargo ya había unas señales que indicaban que el distrito tenía serias dificultades en el orden económico.

¿En qué sentido?
Desde el año 2008 el distrito fue acumulando un déficit silencioso, que se traduce en la brecha que hay en los compromisos que se asumen y en los pagos. Una brecha que se agranda con las demandas que se tienen pendientes y las demandas que han sido falladas en contra.
A 31 de diciembre de 2019, por ejemplo, en Buenaventura había unas cuentas por pagar y sin apalancamiento económico de $2.018 millones. Son deudas de la administración distrital pasada que nos toca asumir. De igual forma, a 31 de diciembre, según el informe de la dirección jurídica, se tenían deudas por demandas falladas en contra por $351.000 millones. Además, hay otras pretensiones de demandas en contra del distrito que, en caso de fallos adversos, representarían una deuda de $1.2 billones para Buenaventura.

¿Esto quiere decir que a futuro los recursos del distrito están comprometidos con estas demandas?
Esto quiere decir que si hacemos un ejercicio con un escenario optimista, basado en el trabajo formidable que ha adelantado la oficina jurídica, y planteando que tenemos un porcentaje de éxito de esas demandas del 70%, nos queda un 30% de ese $1.2 billones como pasivo contingente, que suma $337.000 millones aproximadamente. Se aclara que, como son pretensiones, se trata de una cifra estimada, que puede bajar, pero se debe trabajar sobre la información que se tiene. Mirando el pasivo, es decir lo que ya está causado, las deudas y lo que son demandas falladas en contra del distrito, y le sumamos el pasivo contingente, el distrito se acerca a unas obligaciones potenciales de $900.000 millones. Reitero, no quiere decir que esos $900.000 millones sean deudas que tiene hoy el distrito, pero representan la suma de lo cierto junto con el pasivo contingente que necesariamente hay que tener en cuenta a la hora de proyectar al momento de establecer estrategias para el saneamiento fiscal. Esta es una radiografía muy global de la situación fiscal del distrito.

¿Ese déficit cuánto representa del recaudo total de la ciudad?
Haciendo una comparación del déficit, corresponde a casi cinco veces lo que se recaudó en ingresos de libre destinación en el 2019.
Es decir: si ese recaudo se dedicara exclusivamente al pago de estas obligaciones, tendríamos que tomar el presupuesto de cinco años para sanear ese pasivo que hoy tenemos por deudas y demandas falladas en contra.

Frente al presupuesto, ¿cuáles son los rubros que más se afectan para la buena marcha del distrito teniendo en cuesta este déficit?
Es una pregunta muy oportuna porque, ¿con qué se paga el déficit? Se debe pagar con los recursos propios del distrito y estos recursos tienen que ver fundamentalmente con los ingresos que se generan por predial y algunos recursos de capital como los dividendos de la ciudad y unos recursos no tributarios por el uso de playas y bajamares que tiene el distrito.
Igualmente, esos recursos son los que se utilizan para el funcionamiento y el día a día de la administración, es decir que con estos recursos se pagan también los gastos de funcionamiento, salarios, gastos generales, transferencias, las mesadas pensionales, esa la problemática.

¿A cuánto asciende el presupuesto de Buenaventura y cuánto se destina para inversión social y otros temas?
La vigencia anterior fue de aproximadamente $620.000 millones, de estos, $109.000 millones fueron ingresos corrientes de libre destinación. Con estos valores tenemos que pagar nuestros gastos de funcionamiento y el servicio de la deuda que está apalancada con estos recursos propios. Contamos con unos gastos de funcionamiento aproximados de $89.000 millones, incluyendo las transferencias. Hago la claridad: lo que nos sobra (luego de pagar el funcionamiento) para el pago del déficit es muy poco teniendo en cuenta la magnitud de la deuda. Por eso hay que hacer un plan de saneamiento.

¿No hay un fondo específico para pagar el déficit?
El distrito hoy no cuenta con un fondo para pagar el déficit, por eso se requiere un plan de saneamiento. Una alternativa es llevar esas deudas a la Ley 550, para suspender todos los procesos que se puedan generar en contra y el distrito realice un plan de pagos que le permita cancelar a mediano y largo plazo. El tamaño del pasivo es de $565.000 millones, es muy alto en comparación con los ingresos corrientes de libre destinación y por lo tanto se requiere ese plan de saneamiento.

¿Dónde está la acuciosidad del distrito para encontrar los recursos y poder darle solución al déficit, qué han planeado al respecto?
Se ha planteado el plan de saneamiento y lo he manifestado públicamente, es un plan que va más allá de conseguir recursos y diferir la deuda a 20 años para poder pagarla. Lo que se quiere es fortalecer al distrito en cuatro áreas: organizacional, tecnología, el fortalecimiento de renta y un manejo fiscal prudente, de tal manera que los gastos y los compromisos que se hagan en cada vigencia con ingresos de libre destinación, nunca superen los recaudos reales del distrito.

De allí surge un tema fundamental: ¿cómo mejorar el recaudo?
Necesitamos tecnología. Por ejemplo, el recaudo en el sector residencial por impuesto predial no supera el 15%, entonces el esfuerzo que se hace en predial recae sobre unas pocas empresas. Esa es la base que se tiene, pero hay un potencial grande que nosotros podemos recuperar si hacemos fiscalización, y para hacerlo se requiere tecnología.
Lo segundo, en la parte de mejoramiento de ingresos debemos hacer énfasis en recursos por rentas que hoy no le hemos dado la importancia que merece y que puede tener un gran potencial. Fiscalizar acuciosamente aparte del predial e industria y comercio otras rentas como la sobretasa a la gasolina, industria y comercio al sector transportador, al sector de telecomunicaciones, tenemos que mejorar significativamente el recaudo en alumbrado, creemos que allí también hay un potencial importante y que hoy estamos perdiendo unos recursos considerables. Igualmente tenemos que ser capaces de blindar al distrito de los fraudes y consolidar una política fiscal sana, austera, que tiene que complementarse con un programa agresivo de fiscalización y un programa de modernización

Por cierto: ¿cuántos funcionarios tiene la alcaldía?
La nómina, más las mesadas pensionales, nos cuesta aproximadamente $3.200 millones al mes, incluyendo seguridad social, parafiscales y demás. Tenemos aproximadamente 475 funcionarios, más el personal pensionado.

¿Cuánto se está recibiendo hoy por dividendos de la Sociedad Portuaria?
Entre los dividendos y la contraprestación por playas y bajamares, Buenaventura recibió en la vigencia 2016 – 2017 aproximadamente $33.000 millones. Luego bajó a $27.000 millones, siguió bajando a $18.000 mil, $12.000, llegando al año pasado apenas a $6.000 mil millones. Para este año no esperamos que por la suma de esos dos rubros lleguemos a recibir $5.000 o $6.000 millones. Este es otro impacto importante que ha golpeado fuertemente las finanzas del distrito. Y a eso hay que agregarle el impacto de la pandemia.

¿En qué sentido?
Por ejemplo, los ingresos de industria y comercio van a sufrir mucho porque se calculan con los ingresos de las empresas, y la economía se va a desacelerar entre el 2% y el 4%. Además, como la contraprestación depende del movimiento de carga, el confinamiento que vivimos hace unos meses también afectará esa contraprestación que recibe el distrito mes a mes. Y hay un factor adicional, y es que en el año 2021 iniciamos el pago de intereses del crédito de los $25.000 millones que se hizo en el mes de diciembre, por el concepto de los lotes. Es decir: en el post confinamiento tenemos que prepararnos porque hay unos gastos adicionales de unos $3.500 millones en el año que se deben cubrir de los recaudos que recibimos.

¿Qué tipo de incentivos se tienen planeados para los contribuyentes y mejorar el recaudo de impuestos en la ciudad?
Mi experiencia indica que la mejor estrategia para estimular a las personas a que paguen los impuestos es la confianza, que estén seguras que lo que pagan se revierte en servicios sociales. Es fundamental que las personas recuperen la confianza en la institucionalidad, y es algo que vamos a lograr. De otro lado el gobierno distrital, a pesar de toda su limitación financiera, acogió el decreto 678 del gobierno nacional y establecimos unos estímulos. Hasta el 31 de octubre, por ejemplo, el estímulo abarca el 20% del capital y el 100% de los intereses de mora.
Y a partir del 1 de noviembre hasta el 31 de mayo del 2021, le reconocemos como estimulo el 10% del capital y continua el 100% de las excepciones para sanciones y multas.

¿Cuánto cuesta el plan de desarrollo del distrito?
Está calculado en $2.2 billones. Una parte importante de esos recursos se destinarán a lo que hemos llamado la ‘revolución de la salud’ y también la ‘revolución de la educación’. Tenemos unas inversiones proyectadas de $1.7 billones en el periodo de gobierno de la Buenaventura con Dignidad.

¿Qué se está haciendo por el empleo?
Aparte de fortalecer la fiscalización, toca hacer una cosa vital, y es mirar cómo ampliamos la base tributaria, lo cual significa atraer inversión importante, de largo plazo, y para ello se requiere ser competitivos con las ciudades circundantes y con ciudades que tengan características similares a Buenaventura. En ese sentido, en coordinación con la Secretaría de Desarrollo Económico, la Alcaldía y la Cámara de Comercio, vamos a iniciar un estudio que nos permitirá definir un programa de estímulo para la creación de nuevas empresas. Estoy seguro que pese a todos los problemas que enfrentamos, hemos diseñado un plan serio que nos permitirá transformar esta realidad. Vamos por buen camino.


Parte del equipo de trabajo de la dirección financiera del distrito.

La Dirección Financiera de Buenaventura, dirigida por Manuel Vallecilla, cuenta con un equipo de trabajo conformado por profesionales de las áreas de finanzas, economía, contaduría, administración, derecho.

Su objetivo, además de mejorar el recaudo de impuestos en la ciudad y elaborar un plan de saneamiento de las deudas, es fortalecer al distrito en cuatro áreas: organizacional, tecnología, el fortalecimiento de renta y un manejo fiscal prudente, “de tal manera que los gastos y los compromisos que se hagan en cada vigencia con ingresos de libre destinación, nunca superen los recaudos reales del distrito”, explica Manuel.

Acerca del autor

Publicaciones Relacionadas

Deja tu comentario